Organización Sociedad Civil Las Abejas

Un movimiento social pacifista para el respeto de los derechos indígenas

En el año de 1992, tres herman@s: Agustín, Catarina y María Hernández López, heredan, de su padre recientemente fallecido, un terreno de 120 hectáreas en la comunidad de Tsajal Chen, municipio de Chenalhó, Los Altos de Chiapas. En un contexto en el cual la costumbre social no permitía la tenencia de tierra por parte de mujeres, Agustín buscó exigir la exclusividad de la propiedad e ignorar el derecho de sus hermanas a recibir la herencia.

Prontamente este pequeño conflicto familiar toma proporciones políticas ya que diversos grupos ideológicos y organizaciones civiles se involucraron en las pugnas por el derecho agrario de las mujeres. Esta situación provoca que Agustín dispare contra tres hombres que apoyaban las resoluciones a favor de sus hermanas: Lorenzo, Nicolás y Vicente Hernández López, quedando heridos los dos primeros y resultando muerto el último.

Sin importar su responsabilidad directa en los actos de violencia, Agustín acudió al juez municipal y declaró que la culpabilidad de todo el conflicto recaía en 5 individuos: Mariano Pérez Vázquez, Sebastián Pérez Vázquez, Felipe Hernández Pérez, Antonio Pérez Gutiérrez y Manuel Pérez Gutiérrez, todos de la comunidad de Tsajal Chen, situación que provoca el arresto ilegal de estas 5 personas que son llevadas al CERESO no. 5 en San Cristóbal de las Casas. Debido a esto, 400 hombres y mujeres tsotsiles, católicos y presbiterianos de diferentes comunidades del municipio de San Pedro de Chenalhó, organizaron marchas para exigir la liberación de los presos.

Al observar que organizados podían hacer frente común a las injusticias de las que eran víctimas, en diciembre de 1992 decidieron agruparse como sociedad civil bajo el nombre Las abejas, organización conformada en un principio por 200 personas de 8 comunidades, todas de Chenalhó. En la actualidad la Sociedad Civil Las Abejas integra a 43 comunidades de 6 municipios distintos, en su mayoría tsotsiles: Chenalhó, Pantelhó, Chalchihuitán, Simojovel y Zinacantán, y uno tseltal: Tenejapa.

Las comunidades abejas están regidas por una mesa directiva de 7 miembros, que varía cada año con sede en Acteal. Cada comunidad abeja tiene su propio representante, un comité de educación, otro de salud, algunos patronatos (de agua o luz, por ejemplo), y los problemas más graves se solucionan con la ayuda del Concejo de Ancianos.

La lucha de las abejas se ha visto fortalecida mediante la creación de distintos proyectos productivos y de organización comunitaria: En 1999 se fundó la cooperativa Maya Vinic (Hombre Maya) productora de café y miel. Para el 2001 se constituyó la cooperativa de producción de textiles Maya Antsetik (mujeres mayas). En 2003 se estableció “en algún lugar del corazón de Los Altos de Chiapas la Radio Chanulpom (radio abeja) que transmite en español, tsotsil y tseltal a todas las comunidades abejas. Para el 2005 se conforma el grupo de video que hasta la fecha ha realizado diversas producciones audiovisuales.

La organización Las Abejas representa un movimiento de lucha pacífica que busca la autonomía y respeto de los derechos indígenas. Este mes se conmemoran los 15 años de su fundación y su celebración se da en el marco del Encuentro Nacional e Internacional en contra de la impunidad; Acteal 10-15.


Texto: Jaime Schlittler Álvarez
Fotos: Moisés Zúñiga Santiago