Despues de dos años, Manuel empezó a contar partes del horror de la masacre de Acteal, contar que la bala que mató a su hermana Antonia.


Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
                        Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.



10 de noviembre del 2019.





A las y los amigos de Manuelito
Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
A las y los defensores de los derechos humanos
A los medios libres
A los medios de comunicación nacional e internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

Hoy estamos aquí en Acteal para conmemorar 7 años de la partida de nuestro compañero Manuel Vásquez Luna, conocido como Manuelito y sobreviviente y testigo directo de la masacre de Acteal en dónde el 22 de diciembre de 1997 paramilitares priistas de Chenalhó, le masacraron a 9 miembros de su familia, entre ellos sus; papás, hermanas y hermanitas, su tío y abuela.

Manuelito era bien travieso y no le gustaba estudiar, pero al mismo tiempo era muy inteligente y trabajador de campo. El 22 de diciembre, Manuelito se encontraba entre los niños en el campamento de desplazados aquí en Acteal.

Cuando los paramilitares llegaron a Acteal y empezaron a disparar contra mujeres, niñas y niños, hombres y ancianos, Manuel se quedó junto a sus hermanas, él vio todo, vio morir a todos.

Despues de dos años, Manuel empezó a contar partes del horror de la masacre de Acteal, decía que no quería hacerlo antes para no provocar más dolor a los sobrevivientes, sobre todo a sus hermanas, pero decidió contar que la bala que mató a su hermana Antonia, esa misma pasó a cortar un dedo de su hermanita Micaela de 3 años, y que esa bala le llegó a la cabeza de su hermana Antonia. Manuelito quedó en medio de los cadáveres y heridos de balas, y vio quiénes fueron los asesinos, los conoció y sabía sus nombres. Manuelito contó que también le dispararon apuntándole a la cabeza, pero afortunadamente esa bala pegó a una piedra y esa piedra se quebró y sus fragmentos le llegaron a su cabeza y así sobrevivió sin salir herido.

Manuelito se murió esperando la justicia verdadera no sólo por sus papás, hermanas y hermanitas, sino para el resto de las y los sobrevivientes de la masacre
de Acteal. Pero, la discriminación en el hospital de la mal llamada de "Las Culturas" en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas y la negligencia médica se encargaron de que Manuelito ya no siguiera contando el Crimen de Estado cometido en Acteal, porque él no murió de enfermedad natural, fue una muerte ocasionada y necesaria para el Estado asesino, porque él era testigo presencial de dicha masacre y les convenía su muerte.

Entonces a Manuelito no solo no se le hizo justicia a sus padres, si no él mismo se le cometió una injusticia con su vida. Por eso en este día, desde la Casa de la Memoria y Esperanza, exigimos justicia en contra de los autores materiales e intelectuales de la Masacre de Acteal que a 22 años esos asesinos siguen impunes y protegidos por los gobiernos priistas, panistas y el actual.

Junto con el espíritu de Manuelito que lo sentimos presente en este día, y en nombre de las 45 hermanas y hermanos y más los 4 bebés no nacidos, le recordamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que seguimos en la espera de la emisión del informe de Fondo del Caso 12.790 Manuel Santiz culebra y otros, masacre de Acteal.

Y queremos aprovechar este memorial de Manuelito, para saludar a las y los compañeros de la organización Xi’Nich y nos unimos a su exigencia de justicia por la Masacre de Viejo Velasco, cometido también por el Estado mexicano un día 13 de noviembre del 2006; y frente a esta masacre, desaparición y desplazamiento forzado e impunidad, este 13 de noviembre de 2019, nos convocan a un evento en la comunidad de San Martín Chamizal, municipio de Palenque, Chiapas, sobre la carretera fronterizo internacional rumbo a Benemérito de las Américas, a partir de las ocho de la mañana.

En memoria y honor a Manuelito, seamos también contadoras y contadores de la verdad, la vida y la esperanza.

Desde Acteal, Casa de la Memoria y Esperanza.

Atentamente.

La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

Por la Mesa Directiva:

Juan Vásquez Luna                         Antonia Vásquez Pérez
Presidente                                      vicepresidenta

Hermilo Pérez Sántiz                        María Vásquez Gómez
Secretario General                                 Subsecretaria


Genaro Oyalté Pérez                  Antonia Pérez Pérez
                      Tesorero                                   Subtesorera








¿Se acuerdan que en varias ocasiones hemos rechazado la solución amistosa, porque traería división y perdición?



















Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
     Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
                  Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

22 de septiembre de 2019.



Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
Al Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas
A las y los defensores de los derechos humanos
A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)
A los medios libres y alternativos
A los medios de comunicación nacional e internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

¿Qué pensarán nuestras 45 hermanas y hermanos, más los 4 bebés quienes fueron masacrados rezando para pedir justicia y paz en Chenalhó, cuando gracias a su sangre un grupo de sobrevivientes ex miembros de Las Abejas de Acteal, van a ser beneficiados con obras públicas?


¿Qué pensará hoy nuestro difunto hermano Francisco Vázquez Hernández, quien por su propia voluntad y junto con nuestro difunto hermano Alonso Vázquez Gómez, donó el terreno para establecer el campamento para desplazados "Los Naranjos" antes de la masacre de Acteal? ¿Qué pensará nuestro difunto hermano Francisco al ver que ahora sus propias hijas están destruyendo el campamento de los desplazados porque ellas quieren construir ahí las viviendas que les va a otorgar el gobierno federal como parte de una solución amistosa a la Masacre de Acteal?

Nos indigna pero a la vez nos da tristeza que las hijas de nuestro difunto hermano Francisco hayan destruido nuestras casas, saqueado nuestra clínica de salud y robado los materiales de esas casas, argumentando que su padre les heredó el terreno del campamento "Los Naranjos". Este terreno fue donado desde hace 22 años a nuestra Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, por los hijos y hermana de nuestro difunto hermano Alonso Vázquez, así como por nuestro difunto hermano Francisco. Dicha donación consta en un documento firmado por ellos, con su respectivo croquis, en el año de 1998, aunque el acuerdo de palabra con los dueños de ambas fracciones de terrenos, se hizo antes de la Masacre de Acteal.

Lo que más nos da tristeza, es cómo las hijas de nuestro hermano difunto Francisco llegaron a destruir nuestras casas con sus hijos. Ellas y ellos no son paramilitares, pero han actuado igual que los paramilitares al destruirle la casa y desplazar a nuestra hermana Juana Pérez Arias, esposa de nuestro hermano Manuel Sántiz Culebra[1], masacrado en Acteal el 22 de diciembre de 1997. Lo que cometieron las hijas de nuestro hermano difunto Francisco, es un delito muy grande. Además de los destrozos, el robo y el desplazamiento de nuestra hermana desplazada desde 1997 y sobreviviente de la masacre, le causaron mucho miedo a nuestros compañeros y compañeras desplazados del barrio "Río Jordán", quienes están en Acteal buscando refugio y protección para sus vidas desde el pasado 10 de agosto y 16 de septiembre, cuando fueron desplazados forzadamente por partidistas de la mencionada comunidad.

Cabe mencionar que nuestro hermano difunto Francisco no pidió dinero por su terreno,  sólo comida y otros regalos simbólicos que son parte de nuestra cosmovisión tsotsil. Lo  más importante que pidió fue ser enterrado dentro del Mukinal (santuario de los Mártires) el día en que nuestra creadora lo llamara a su lado. Como organización, nosotros accedimos a dicha petición y hoy se encuentra enterrado junto con nuestros Mártires de Acteal.

En resumen, las acciones de destrucción que emprendieron las hijas de nuestro difunto hermano Francisco en nuestra sede, no son, como dicen ellas, sólo para "recuperar sus derechos y propiedades que les heredó su padre". Más allá de eso, tienen un trasfondo político que se explica por la solución amistosa que ha ofrecido el gobierno actual y una estrategia orquestada por el grupo "Consejo Pacifista" o "Concejo de Las Abejas" (grupo usurpador de nuestra Organización Las Abejas de Acteal, creado oficialmente el 19 de marzo de 2015[2]), con el objetivo de despojarnos de nuestra sede. Esto lo hemos denunciado desde el año 2014, cuando dicho grupo, por su propia voluntad, se separó de nuestra Organización y de nuestra lucha.

No existe duda de que el grupo "Consejo Pacifista Sembradores de Paz" o "Consejo de Las Abejas", están detrás de todo, porque a partir del año 2014 empezaron a causar violencias en nuestra sede, con el objetivo de apoderarse de nuestro territorio. Como ellos directamente no pudieron lograr su objetivo, ahora están volviendo a intentarlo a costa de las hijas de nuestro difunto hermano Francisco. Aparentemente ellas están reclamando su "derecho a la herencia de tierra y propiedades", y el "Consejo Pacifista" o "Concejo de Las Abejas", en un comunicado[3] de su vocero (porque sólo él firma dicho documento), niega tajantemente la injerencia de su "Concejo de Las Abejas" y dice: "precisamos que es un tema agrario y es un asunto de particulares entre las hijas del difunto Francisco Vázquez Hernández y la Mesa Directiva de "Las Abejas", no por motivo de los Acuerdos de la Solución Amistosa". Mientras más lo nieguen, más se están exhibiendo ellos mismos.

El acuerdo de solución amistosa entre el grupo de sobrevivientes de Acteal miembros del grupo "Consejo pacifista" o "Consejo de Las Abejas" y el Estado mexicano, nos está afectando directamente. El Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez, dijo durante una reunión con el "Consejo Pacifista" con fecha 23 de agosto del presente año, que "refrenda su compromiso para que este acuerdo sirva para la unidad y la paz en la comunidad de Acteal".

Ahora, le preguntamos al señor Encinas, ¿dónde está esa tranquilidad y paz aquí en Acteal? ¿Van a seguir con esa solución amistosa y con la construcción de obras públicas y las viviendas de las hijas de nuestro hermano Francisco en nuestra sede?

Señor Encinas, si un grupo de sobrevivientes de la Masacre de Acteal optaron por la solución amistosa, respetamos su decisión, pero, si ello implica desplazarnos de nuestro campamento y de la sede de nuestra Organización Las Abejas de Acteal para así borrar la memoria de nuestros Mártires, sólo escuche con sus dos oídos (como decimos acá los tsotsiles), que no nos vamos a mover de esta Tierra Sagrada, porque Acteal forma parte de los Sitios de Conciencia para la Humanidad[4] de la Red de Sitios de Memoria Latinoamericanos y Caribeños; Acteal es la Casa de la Memoria y de Esperanza para muchos. Sin cobrar un sólo peso, desde 1997 hemos sido las Guardianas y los Guardianes de la Memoria y Esperanza y es obvio que defenderemos nuestro espacio, que también es un lugar en donde construimos nuestra propia autonomía como miembros del Congreso Nacional Indígena (CNI). Acteal es sede de todas las áreas de trabajo y proyectos autónomos de nuestra Organización. Acteal es nuestra Escuela de No Violencia.

Los conflictos y divisiones existentes en nuestras comunidades son consecuencia de una gran impunidad arraigada en todo México, y es una estrategia para romper los tejidos sociales y comunitarios para que no estemos unidos para defender nuestra Madre Tierra del despojo de los poderosos junto con el mal gobierno actual.

Lo que está pasando aquí en Acteal, le está pasando a los compañeros ejidatarios de Tila, Chiapas, miembros del CNI, en donde están siendo atacados también por sus propios hermanos, pero partidistas.

Hoy estamos a 5 años de la desaparición forzada de los 43 jóvenes normalistas de la escuela "Raúl Isidro Burgos" de Ayotzinapa, un hecho indignante que sigue impune. Nos solidarizamos con sus familiares que no se cansan de buscar a sus hijos, y desde aquí apoyamos su demanda de justicia.

Y podríamos seguir mencionando una lista interminable de actos de impunidad y un sinfín de desplazamientos y desapariciones forzadas, de asesinatos y masacres en todo México.

Ante todo, estamos a 3 meses de la conmemoración de los veintidós años de la Masacre de Acteal y de la celebración de los veintisiete años del nacimiento de nuestra Organización Las Abejas de Acteal. La Masacre de Acteal sigue impune, y tanto los paramilitares priístas ahora convertidos en su mayoría en integrantes del Partido Verde Ecologista de México, que son los autores materiales, como los autores intelectuales de dicha Masacre, están libres.

Esa impunidad putrefacta, alimentada por los malos gobiernos priístas y panistas, es la principal causa de muchos conflictos políticos que se viven en las comunidades.

Y sólo si este nuevo gobierno deja de solapar esa impunidad profundizada por sus antecesores, se evitarán más desplazamientos como los que ahora están sufriendo nuestras hermanas y hermanos de Las Abejas de Acteal del barrio "Río Jordán". Sólo así podrán retornar a su comunidad de origen con justicia y dignidad, y tendremos libertad y respeto para practicar nuestras autonomías en nuestras comunidades.

Hermanas y hermanos, que están luchando con nosotros, queremos que difundan nuestra palabra porque el mal gobierno sigue violando nuestros derechos.

Les invitamos a que juntos exijamos la Justicia por la Masacre de Acteal, si juntos nos solidarizamos no es fácil que los poderosos y los paramilitares nos dominen.

También les pedimos su acompañamiento físico en la sede, en la medida de sus posibilidades, para que las y los sobrevivientes de la Masacre de Acteal y actuales desplazados no se sientan solos, y temerosos de la violencia que decidan seguir haciendo en nuestra Tierra Sagrada.

También les pedimos a que oren por nosotros porque a través del ayuno y oración Dios Padre y Madre no da más fuerza espiritual  y sabiduría en nuestras luchas.

¿Se acuerdan que en varias ocasiones hemos declarado que la sangre de nuestros Mártires no la cambiamos por dinero? ¿Que el dinero corrompe? ¿Que hemos rechazado la solución amistosa, porque traería división y perdición?

Desde Acteal Sitio de Conciencia y Casa de la Memoria y Esperanza.

Atentamente.
La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

Por la Mesa Directiva:

Juan Vásquez Luna                  Antonia Vásquez Pérez
Presidente                                 Vicepresidenta


Hermilo Pérez Sántiz                   María Vásquez Gómez
Secretario General                               Subsecretaria


Genaro Oyalté Pérez                  Antonia Pérez Pérez
Tesorero                                   Subtesorera


[1] Con este nombre es conocido el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: Caso 12.790 Manuel Sántiz Culebra y Otros (Masacre de Acteal) México.
[2] http://lasabejasacteal.blogspot.com/2015/03/comunicado-19-de-marzo-del-2015.html
[3] https://lasabejasdeacteal.wordpress.com/2019/09/21/es-asunto-entre-particulares-mujeres-y-la-mesa-directiva-de-las-abejas-los-hechos-sucedidos-en-acteal/?fbclid=IwAR3jS2WbyRHvrosV07OZhCPd8U_zVdTctqXgZKu80W7MEB-YduQnn5IHAOk
[4] http://sitiosdememoria.org/es/institucion/sociedad-civil-las-abejas/



Ayer en Acteal allanaron nuestra Clínica de Salud y destruyeron 3 casas.












Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
     Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
                                                 Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

20 de septiembre de 2019.
 


Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
Al Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas
A las y los defensores de los derechos humanos
A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)
A los medios libres y alternativos
A los medios de comunicación nacional e internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

Con dolor e indignación denunciamos que ayer las hijas de nuestro finado hermano Francisco Vázquez Hernández, allanaron nuestra Clínica de Salud y destrozaron medicamentos y muebles y destruyeron 3 casas.






Las hijas de nuestro finado hermano Francisco de nombres: María, Catarina, Rosa, Micaela y María II de apellidos Vázquez Pérez, desde el día lunes 16 de septiembre del presente año, vinieron a dejar a la Mesa Directiva un oficio firmado por ellas, en donde decían que nos daban un plazo de "3 días hábiles", para que desocupemos "los objetos", que se encuentran en nuestra Casa de Salud, argumentando que "harán uso de las tierras y propiedades que les heredó su difunto padre". Pero esta tierra desde 1998 fue donado, para establecer el campamento de desplazados “Los Naranjos” y el santuario de los mártires de Acteal y, ahora hoy Casa de la Memoria y la Esperanza, sede de Las Abejas de Acteal, es un memorial de los hechos ocurridos el 22 de Diciembre de 1997, en el estado de Chiapas.

Recordamos también que el 16 de septiembre, llegaron al Sitio de Conciencia y Casa de la Memoria y Esperanza aquí en Acteal, nuestras compañeras con sus hijas e hijos desplazadas del barrio "Río Jordán", ya que les fueron destruidas sus casas. Aquí también hay  una compañera de la tercera edad, que tuvo que salir de su tierra porque le destruyeron su casa. Vinieron a Acteal pensando que aquí es un lugar seguro y No Violento. Quienes nos han atacado vemos que en su corazón se les apagó la memoria de sus familiares masacrados.

Nosotros como legítimos y únicas autoridades de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, en coordinación con las y los sobrevivientes de la Masacre, decidimos no sacar los materiales que se encuentran dentro de la Clínica de Salud, porque es absurdo que alguien (en este caso ajenas) nos pidan "sacar los objetos" dentro de nuestra propia casa. Pero, si venían a hacer provocación y destrucción en nuestra sede, decidimos no caer en provocación, porque el año pasado en el mes de abril, cuando entraron a destruir el alambrado que habíamos puesto en el perímetro del terreno de nuestra sede, destruyeron también una casa que habíamos construido a la entrada de Acteal[1]. Ese día entraron con violencia, personas que acompañaban a los hijos de las hijas de nuestro finado hermano Francisco y que también hacían disparos de armas de fuego al aire.

Hechos del día 18 y 19 de septiembre de 2019





El día 18, aproximadamente las 8:08 de la mañana (hora normal), llegaron 4 hijas de nuestro finado hermano Francisco: María, Catarina, Rosa y Micaela, acompañadas de su sobrino Juan Vázquez Pérez y sus hijos Juan Luna Vázquez, Emanuel Luna Vázquez, Armando luna Vázquez, Carlos Luna Vázquez, y un yerno de Rosa Vázquez de la comunidad Chimix del cual omitimos su nombre y Lorenzo Pérez Pik’ix (éste último no es familiar de ellos), a las 8:57 de la mañana empezaron a destruir la casa donde vive nuestra hermana Juana Pérez Arias, viuda de nuestro compañero Manuel Sántiz Culebra,[2] masacrado en Acteal el 22 de diciembre de 1997 y desde entonces nuestra compañera de 75 años se encuentra desplazada forzadamente y refugiada aquí en Acteal. Nuestra hermana Juana es nuestro ejemplo de lucha y resistencia, ella asiste cada 22 del mes a celebrar las conmemoraciones de nuestros mártires, porque su Cargo es Sagrado el de purificar con el incienso la memoria y las almas de nuestros Mártires,  nuestra hermana Juana se encontraba acostada en su cama, porque está enferma y aún así le pidieron que saliera de su casa, porque iban a sacar todas sus cosas, así salió y se fue a llorar en nuestra cocina comunitaria, recordando los hechos de violencia y desplazamiento forzado de 1997. 
Cuando las hijas de nuestro finado hermano Francisco terminaron de destruir la casa en donde vivía nuestra hermana Juana siendo como las 1:11 de la tarde, nos dan una semana a partir del día 18 de septiembre de 2019, para buscar al gobierno y hacer un diálogo con ellas. Aún así, el día de ayer 19 de septiembre regresaron, para sacar todas las pertenencias de la Clínica y amenazan con destruirla.

El 19 de septiembre de 2019, nos reunimos con las y los sobrevivientes de la Masacre de Acteal y demás miembros de la Organización Sociedad Civil Las Abejas, decidimos hacer una oración como parte de nuestra acción No Violenta y de nuevo las hijas de nuestro finado hermano Francisco llegaron a la sede para destruir dos casas más y saquear a nuestra Casa de Salud.

A las 7:26 de la mañana empezaron a destruir una casita que está a lado de la iglesia de San Pedro, arriba del Mukinal (santuario) de los Mártires de Acteal, y terminan a las 9:02 de la mañana. Posteriormente a las 9:16 de la mañana pasan a otra casa que ocupaban de cocina las y los desplazados de "Rió Jordán", que estaba ubicada en la otra esquina del Mukinal y terminando de destruir por completo, a las 10:49 de la mañana. Todas las maderas y láminas de las 3 casas que destruyeron tanto del día 18 como del día 19, las llevaron a sus casas.

Pero, a las 11:58 de la mañana, regresaron para saquear nuestra Casa de Salud, como estaba cerrada con candado, rompieron la chapa a martillazos y cuando entraron sacaron todo lo que había dentro, medicamentos, mesas, muebles de atención a los pacientes, documentos y entre otras cosas, las aventaban sin respeto.

Mientras un grupo estaba saqueando la Casa de Salud, otros borraban con pintura los letreros y los murales que ahí se encuentran. Otra persona al mismo tiempo, fumigaba con herbicida el pasto del patio de la Casa de Salud y alrededor de la Ermita de la Virgen de la Masacre. Una vez que terminaron de hacer sus destrozos, se fueron del lugar, dejando todo arrumbado al aire libre incluido los medicamentos. Según los rumores, las hijas de nuestro finado hermano Francisco acompañadas con más personas entrarán para tomar la Casa de Salud, para convertirla en su oficina ¿Qué oficina, si saben perfectamente que es la sede de nuestra Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal?

Cuando vimos que las hijas de nuestro finado hermano Francisco no entienden razones ni respetaban, decidimos ir a hablar con el presidente municipal de Chenalhó para pedirle su intervención, ya que dos de las hijas de don Francisco son partidistas y dependen del municipio oficial.

Según los rumores, esta acción violenta de las hijas de nuestro finado hermano Francisco, es porque quieren construir sus viviendas y una Clínica de Salud que el gobierno federal les va a otorgar como resultado de la solución amistosa del caso ante la CIDH. Esta solución amistosa no solo está causando violencia y destrozos en nuestra sede de Las Abejas de Acteal sino en otras comunidades de Chenalhó. Nos hemos enterado de que hace unos días un grupo del “Concejo Pacifista” acudió ante el presidente municipal de Chenalhó, para que reúna a las comunidades de Acteal Centro, Quextic Centro, Quextic Poblado y Chimix para ofrecerles carreteras, ampliación de luz eléctrica, cancha techada y viviendas, como parte de la solución amistosa.

En resumen, las acciones violentas de las hijas de nuestro finado hermano Francisco en nuestra sede, no es como dicen ellas que quieren "recuperar sus derechos y propiedades que les heredó su padre", sino por la solución amistosa y junto con el grupo "pacifistas" pretenden posicionarse de nuestra sede como desde hace varios años han intentado y que hasta la fecha no han logrado.

Ante esta triste e indignante situación exigimos urgentemente:

a) Cese la agresión y violencia que están haciendo en nuestra sede las hijas de nuestro finado hermano Francisco, a través del allanamiento, robo y destrucción de nuestros espacios de autonomía.

b) Las invitamos que si quieren dialogar para resolver el conflicto del terreno de la sede de nuestra Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, nosotras y nosotros lo haremos con mucho gusto, aunque nos hayan destruido nuestras casas, dialogaremos con ellas, porque enojarse, no solucionada nada.

c) Nuestro Santuario, Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal y Casa de la Memoria y Esperanza, se respeta, no queremos que personas ajenas a nuestra Organización vengan a molestarnos, aquí sólo Las Abejas pueden decidir cómo usar nuestro Santuario y como construir nuestra autonomía.

Para terminar les pedimos de corazón a las mujeres y hombres que luchan como nosotras y nosotros a estar atentos, su visita nos fortalecerá. Así mismo, les pedimos puedan unirse a nuestras oraciones para que aquí en Acteal no gane el odio y la violencia, sino que avive la llama de la luz, la paz verdadera y la esperanza.

Lo que el mal destruyó aquí, se reconstruye en armonía, con justicia y dignidad.

Desde Acteal Sitio de Conciencia y Casa de la Memoria y Esperanza.

Atentamente.


                                              Por la Mesa Directiva:


Juan Vásquez Luna                  Antonia Vásquez Pérez
Presidente                                 Vicepresidenta


Hermilo Pérez Sántiz                   María Vásquez Gómez
Secretario General                               Subsecretaria


Genaro Oyalté Pérez                  Antonia Pérez Pérez
Tesorero                                   Subtesorera


[1] http://acteal.blogspot.com/2018/04/denunciamos-agresion-armada-en-nuestra.html
[2] Con este nombre es conocido el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: Caso 12.790 Manuel Sántiz Culebra y Otros (Masacre de Acteal) México.