Rechazo absoluto ante la amenaza en contra del Padre Marcelo











Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
     Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
           Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

22 de mayo de 2020.


Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
A las y los defensores de los derechos humanos
A los medios libres y alternativos
A los medios de comunicación nacional e internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

Ante el contexto de la pandemia por el covid-19, seguimos insistiendo que la memoria de nuestras 45 hermanas y hermanos más 4 no nacidos, nunca entrará en cuarentena, nuestra palabra frente a la impunidad y la muerte no se calla con cubrebocas.

Hoy 22 de mayo nos encontramos aquí reunidos hombres y mujeres miembros de Las Abejas de Acteal y sobrevivientes de la Masacre de Acteal, para denunciar la impunidad que prevalece en el Caso Acteal y, especialmente hoy, denunciamos las amenazas en contra del Padre Marcelo Pérez Pérez, párroco de Simojovel y Coordinador de la Pastoral Social de la Provincia de Chiapas.

Nuestra Organización pacífica y No Violenta manifiesta su preocupación y rechazo absoluto ante la amenaza en contra del Padre Marcelo en conjunto con el Consejo Parroquial de San Antonio de Padua en el municipio de Simojovel y su familia, realizada vía telefónica por un supuesto miembro del "Cártel de Jalisco Nueva Generación" el pasado 6 de abril del presente año, este hecho lo han denunciado el Centro de derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, así como otras organizaciones, colectivos e individuos y, dado a conocer por varios periódicos locales y nacionales.

La amenaza reciente al P. Marcelo y a su parroquia, es una más de una serie de amenazas de muerte desde que llegó al pueblo tsotsil de Simojovel, el motivo es por su labor en la defensa de los pueblos oprimidos y denunciar proféticamente las imposiciones de los megaproyectos como las mineras en Chicomuselo, el fracking en territorio zoque, la construcción de la super carretera San Cristóbal-Palenque, el "Tren Maya"; la impunidad en el caso de la desaparición forzada de los 43 jóvenes estudiantes de Ayotzinapa y la de la Masacre de Acteal; el acompañamiento a la lucha de las maestras y maestros del Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en Chiapas; el acompañamiento al pueblo de Simojovel en su denuncia y rechazo en la venta del alcohol y las drogas. El trabajo comprometido del P. Marcelo con los pueblos oprimidos y hombres y mujeres conscientes de la realidad, es mucho más amplio del que aquí alcanzamos a mencionar.

Tanto la vida, la seguridad e integridad física y psicológica del P. Marcelo, como la del Consejo Parroquial de San Antonio de Padua del municipio de Simojovel y la de su familia, nos preocupan, porque el gobierno de Rutilio Escandón y el de Andrés Manuel López Obrador, están más ocupados en sus estrategias para imponer leyes, que en proteger a defensoras y defensores de los derechos humanos como el caso del Padre Marcelo. Como en las mañas de los anteriores gobiernos priistas y panistas para imponer leyes y reformas estructurales crean cortinas de humo, en el gobierno de López Obrador aprovechó la presencia del Covid-19 para darle poder a las fuerzas armadas de México en trabajos de seguridad pública; así mismo busca imponer el "Tren Maya" mientras engaña al pueblo con el discurso "Quédate en casa"Insistimos  seguridad pública; yonerlos mientras engaña al pueblo con su discurso de "Quñador est hol y de las drogas, en realid.

Insistimos al gobierno de López Obrador y a las autoridades competentes que están en sus manos garantizar la vida del Padre Marcelo, la del Consejo Parroquial de Simojovel y la de su familia, en que no repitan la misma barbarie que cometió el gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León y el de Julio César Ruiz Ferro, cuando en varias veces denunciamos ante las autoridades competentes y a la opinión pública que se estaba aproximando una masacre en contra de miembros de nuestra Organización de Las Abejas; sin embargo, los tres niveles de gobierno en ese tiempo no sólo no evitaron la masacre de Acteal, sino, se conoció públicamente que el mismo Estado mexicano había diseñado una guerra sucia en contra de las comunidades organizadas a través del Plan de Campaña Chiapas 94, ese crimen de Estado hasta la fecha sigue impune.

Nuestra pregunta a López Obrador y Rutilio Escandón ¿van a optar por el camino que tomó el criminal Ernesto Zedillo el de masacrar a niños, hombres y mujeres inocentes de Acteal?

Hermanas y hermanos del campo y de la ciudad, comunicadoras y comunicadores, periodistas y a toda la persona de buena voluntad quienes también defienden la vida, luchan por la libertad y buscan la verdad, la justicia y la paz como nosotras y nosotros, exijamos al gobierno de López Obrador y de Rutilio Escandón, tomen en serio nuestra palabra del caso del Padre Marcelo.

También sabemos que no se garantiza la labor de las defensoras/es de los derechos humanos en México, se ha elevado el caso de los feminicidios, siguen los desplazamientos forzados, miles de desaparecidas/os forzados siguen sin regresar a su casa.

Es indignante la situación de los presos en lucha recluidos en los Ceresos 5 y 8 de San Cristóbal de Las Casas, y Comitán Chiapas, en el primer reclusorio se han contagiado 8 presos por covid-19, transmitido a través de un custodio que ya falleció hace unos días, ¿dónde queda la responsabilidad de las autoridades penitenciarias y del gobierno de López Obrador? ¿Para qué sirve repetir a cada rato "Quédate en casa", "Sana distancia" si el mismo gobierno es irresponsable?

Todo esto y más está sucediendo durante la pandemia y en el gobierno de la "4 Transformación".

Ante la grave tragedia en estos momentos en México, como Organización pacifica y ﷽﷽nta como Organizaci la 4 Transformaciadre Marcelo y la del Consejo Parroquial de Simojovel y su familiaijamos juntos aífica y No Violenta lo que queremos es que ya no haya más asesinatos, no más masacres, que se respete la vida de todo ser humano y poner alto a la violación de los derechos humanos.

Por ello proponemos realizar acciones que consideremos pertinentes y necesarias para defender y proteger la vida de quienes trabajan por la paz y la justicia, por ejemplo nosotros estamos llevando acabo jornadas de ayuno y oración por la vida del Padre Marcelo, la del Consejo Parroquial de Simojovel y su familia, también por toda la violencia en México y del covid-19.

Por último le pedimos a las personas quienes quieren hacer el mal a su prójimo, que se arrepientan, porque nadie tiene derecho de quitarle la vida a su semejante, nuestra vida está en manos de Dios Padre-Madre y sólo Él puede decir cuándo termina nuestra vida y no una persona que también la suya depende de Dios.

Desde el corazón de la Tierra Sagrada de Acteal, enviamos nuestros rezos para que la Parroquia de Simojovel en conjunto con su Párroco el Padre Marcelo, sean protegidos por la sangre inocente de los 45 Mártires de Acteal más los 4 bebés no nacidos, que tengan mucha fuerza en su corazón y caminar en la búsqueda de la paz, la justicia y la verdad.

Atentamente.


          Por la Mesa Directiva:


Simón Pedro Pérez López
Hilario Jiménez Pérez





Francisco López Sántiz




Hermanas y hermanos, si nos damos cuenta, no sólo es el virus del Covid-19 que nos tiene preocupados o que nos tiene amenazada la vida.

Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
     Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
           Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.





22 de abril de 2020.



Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
A las y los defensores de los derechos humanos
A los medios libres y alternativos
A los medios de comunicación nacional e internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

Les saludamos desde Acteal, Casa de la Memoria y Esperanza a quienes nos están siguiendo nuestra transmisión en vivo y a todas y todos quienes no olvidan que aquí en Acteal se cometió un crimen de lesa humanidad, que hasta la fecha sigue impune.


El mes pasado en nuestro comunicado público, advertimos que teníamos que estar pendientes de posibles violaciones a nuestros derechos humanos y a no tener miedo en denunciarlas, durante la pandemia del COVID-19. Pese al exhorto oficial de "quedarse en casa", no evitó que en este mes sucedieran feminicidios, no evitó violaciones a los derechos humanos de los migrantes que atraviesan nuestro país; siguieron los desplazamientos forzados en el caso de Aldama, Chiapas, siguió preso injustamente el compañero tsotsil Cristóbal Sántiz de Aldama.

Lo que sí han hecho los gobiernos neoliberales junto con los poderosos tanto en México como en América Latina, es aprovecharse de la contingencia del Covid-19, por ejemplo han hecho leyes para disminuir las condenas a favor de los perpetradores de crímenes de lesa humanidad, como en Chile, Brasil, Colombia, Argentina y Guatemala, así lo denunció La Red de Sitios de Memoria Latinoamericanos y Caribeños (RESLAC)[1]


En el caso concreto de México, el gobierno morenista, también ha aprovechado la pandemia para avanzar en la contrucción de su "Tren Maya", a pesar de que centenares de organizaciones sociales y comunidades indígenas, exigen cancelarlo; ayer en la página web del colectivo Indignación con sede en Yucatán, 290 organizaciones, comunidades y colectivos exigieron el cese de actividades del mencionado proyecto, por riesgo sanitario[2].

Pero, no sólo el Tren Maya y demás proyectos extractivistas, exhiben la falta de voluntad política del gobierno de Obrador en escuchar el reclamo justo de los pueblos organizados, sino también el aumento terrible de la violencia hacia las mujeres que terminan en feminicidios, los presos políticos en cárceles de Chiapas, las desapariciones forzadas como el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y de miles de desaparecidos en todo México quienes siguen sin ser encontrados por sus familiares, la impunidad que prevalece en el caso de la Masacre de Acteal y, las nuevas amenazas en contra del Padre Marcelo, párroco de Simojovel y así sigue una larga lista de violencias y crímenes durante la presencia del Covid-19 en México.

Hermanas y hermanos, si nos damos cuenta, no sólo es el virus del Covid-19 que nos tiene preocupados o que nos tiene amenazada la vida, sino, es un conjunto de virus como lo señalamos el mes pasado y hoy lo volvemos a poner sobre la mesa de que en cualquier rato nos atacan y nos podemos morir sin la oportunidad de recibir una atención médica digna y adecuada, porque simplemente no existe ese derecho para los pobres, aquí en México la salud es negocio.

Está complicada la situación, pero, no quiere decir que nos vamos a dejar vencer o nos quedamos cruzado de brazos, sino, hay que buscar posibles soluciones al respecto.

Lo que les estamos compartiendo, es, que si hemos sobrevivido tantas enfermedades raras, es gracias a la resistencia de nuestros ancestros, desde la invasión española que trajo consigo enfermedades malignas, aunque miles hayan perdido la vida, también miles sobrevivieron gracias a su fuerza espiritual y decisión de vivir y luchar por su libertad.

Ahora, para sobrevivir al Covid-19 como al sistema capitalista neoliberal, y poder aplicar la resistencia y fuerza espiritual como lo hicieron nuestros ancestros, es organizarnos, cuidarnos entre todas y todos, sembrar nuestros propios alimentos, usar cada vez más las medicinas naturales como las plantas y las hierbas, cuidar la madre tierra sembrando árboles; dejar de usar los agroquímicos, porque no tiene caso cuidarnos del Covid-19 si usamos esos productos que envenenan a la madre tierra y a nuestra salud.

También pensamos, que es en vano preocuparnos y cuidarnos de la pandemia del Covid-19, si nos seguimos peleando entre hermanos, como pasó en el año de 1997 aquí en Chenalhó o por ejemplo el caso actual del conflicto entre Aldama y Santa Martha, Chenalhó, que ha causado desplazamiento forzado, muertes y encarcelamiento injusto; de nada sirve que nos cuidemos de la enfermedad maligna si hay personas que siguen dejándose manipular por los caciques y políticos que sólo piensan en sus propios intereses y ganancias monetarias a costa de vidas inocentes.

 Nosotras y nosotros tsotsiles y tseltales de Las Abejas de Acteal, pensamos y queremos proponer que esta situación de salud a la que estamos atravesando, sea un mensaje que nos haga platicar y pensar con el corazón y, nos lleve a realizar acciones nuevas y sanas tanto para nosotras y nosotros los humanos como para la madre tierra; porque el modo de vida que nos ha impuesto el sistema capitalista neoliberal y el colonialismo, no sirve, es basura.

Hermanas y hermanos, no tenemos más pensamientos que compartirles, pero sabemos que en cada persona, en cada familia, en cada comunidad, en cada pueblo, en cada nación y en el mundo existen muchas sabidurías y propuestas de proyectos autonómicos para la vida, para así detener cualquier virus y crear un mundo nuevo de verdad, transformándonos nosotras y nosotros mismos.

Sigan cuidándose y luchando desde donde viven y existen, nosotras y nosotros desde Acteal, Casa de la Memoria y Esperanza y en nuestras casas y milpas.

Atentamente.



          Por la Mesa Directiva:



Simón Pedro Pérez López
Hilario Jiménez Pérez






Francisco López Sántiz






[1] http://sitiosdememoria.org/es/la-pandemia-en-america-latina-y-el-caribe/
[2] http://indignacion.org.mx/290-organizaciones-colectivos-comunidades-y-personas-exigen-el-cese-de-las-actividades-del-proyecto-del-tren-maya-por-riesgo-sanitario-solicitan-garantias-de-participacion-equitativas-para-las-com/?fbclid=IwAR1EVqca4_cuA6fTW8c6dLmd4f2UTLSXm8lSRBtEHEAxOILiMZBkQjpDL9A













No sólo estamos amenazados a ser infectados por el COVID-19, sino que aquí en México y en Chiapas existen otros virus muy dañinos.


ORGANIZACIÓN SOCIEDAD CIVIL LAS ABEJAS DE ACTEAL

     Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
           Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.







22 de marzo de 2020.





Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
A las y los defensores de los derechos humanos
A los medios libres y alternativos
A los medios de comunicación nacional e internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

Como de costumbre nos acompañan mujeres y hombres de otras partes del planeta tierra, hoy, es la excepción, por causa de un virus que le dicen COVID-19, ha hecho que mucha gente se quede encerrada en casa.

La noticia de la aparición de ese virus, ha creado confusión y mucho miedo; compras masivas y sobre todo se elevó desmedidamente el precio del maíz y otros productos básicos.

Nosotros, aquí no muy creemos si es cierto o no, porque los ricos poderosos y los malos gobiernos tienen la costumbre de crear miedo a la población, cuando quieren cometer despojos y crímenes hacia el pueblo.

Quizá esta vez sea cierto que ese virus sí existe, pero, nosotras y nosotros los pobres, de por sí nos morimos de enfermedades curables, porque no existen hospitales cercanos a nuestras comunidades; o cuando por suerte alcanzamos a ir a la ciudad a buscar un hospital, los médicos no nos atienden con dignidad, porque no nos consideran mujeres y hombres con derechos a la salud; no sólo estamos amenazados a ser infectados por el COVID-19, sino que aquí en México y en Chiapas existen otros virus muy dañinos como los megaproyectos de muerte impuestos por los ricos poderosos y el mal gobierno; existe el virus de los desplazamientos forzados, el virus de las desapariciones forzadas, el virus letal de los feminicidios; si hacemos un diagnóstico de cuál virus es más dañino, tal vez el COVID-19 queda en segundo lugar o por lo menos no es ese virus que nos puede matar mañana o pasado mañana.

Nosotros los y las integrantes de Las Abejas de Acteal, sabemos que nos tenemos que cuidar de por sí, de cualquier enfermedad, es importante no meter miedo a nuestro corazón, hemos pasado momentos muy difíciles, como los desplazamientos forzados desde los hechos previos a la Masacre de Acteal, y como actualmente nuestras hermanas y hermanos del barrio "Río Jordán", siguen aquí desplazados, están viviendo momentos difíciles porque no han encontrado la justicia y condiciones de retorno a sus casas. Ante estos momentos difíciles, nos encomendamos en las manos de nuestra Madre la Virgen de la Masacre de Acteal, nos entregamos en manos de nuestra Madre Tierra, confiamos en la protección de Mamá-Papá el Dios de los humildes y pobres; en estos momentos difíciles, nos tenemos que ayudar como hermanas y hermanos, como de por sí nos han enseñado nuestras abuelas y abuelos; la solidaridad, la fe y la esperanza, nos mantendrán fuertes ante cualquier virus dañino.

En el contexto de la amenaza del COVID-19, rechazamos la detención injusta y arbitraria del representante permanente de los 115 comuneros de Magdalena-Aldama Cristóbal Sántiz Jiménez, por elementos de la Fiscalía del Estado de Chiapas el pasado 14 de marzo del presente año, en un comunicado que hicieron público los representantes compañeros de Cristóbal, evidencian que, " la intención del gobierno es que haya una matanza entre pueblos indígenas. Como también es claro el origen del conflicto lo ha sembrado el gobierno." Y eso es muy cierto, porque así pasó con la Masacre de Acteal, el mismo presidente de México en ese entonces Ernesto Zedillo Ponce de León, creó a los paramilitares para su guerra sucia y cuando sus asesinos el 22 de diciembre de 1997 mataron a 45 mujeres y hombres hermanos nuestros más los 4 bebés no nacidos, al siguiente día declaró en televisión nacional que la masacre había sido "consecuencia de un conflicto intercomunitario". Y así los gobiernos posteriores sea de cualquier partido, siguen siendo iguales, sin voluntad política de resolver los conflictos que ellos mismos crean para tenernos peleados entre hermanos y hermanas.

Quizá, nuestros hermanos tanto del pueblo de Magadalena-Aldama como Santa Martha, Chenalhó, puedan escarbar dentro de su corazón el respeto y la paz que les sembraron sus abuelas y abuelos antes de la intromisión de los partidos políticos y del sistema de mal gobierno que propagaron en nuestras comunidades como virus su odio y violencia. Ante esta realidad, con todo respeto, deseamos a estos dos pueblos tsotsiles les ilumine la sabiduría de la paz y de la verdadera justicia y, regrese la armonía en ellos.

Hacemos nuestra la denuncia hecha por el Congreso Nacional Indígena y el Concejo Indígena de Gobierno, con fecha 20 de marzo de este año, en donde rechaza la simulación de consulta del titular del ejecutivo federal que realizará este 21 y 22 de marzo para determinar si la trasnacional Constellation Brands, instala, la que sería la mayor fábrica de cerveza a nivel mundial, en el municipio de Mexicali, Baja California.

No queremos dejar desapercibido que este 24 de marzo, se conmemora los 40 años del martirio de San Oscar Romero, quien defendió y entregó la vida por el pueblo de El Salvador, desde Acteal nos unimos a tan importante hecho histórico y para que no se repitan más crímenes de lesa humanidad, ni en El Salvador ni en cualquier lugar de Latinoamérica.

Hermanas y hermanos, en donde quiera que están, queremos animarles en estos momentos difíciles y a tener un corazón solidario y humano ante la amenaza del COVID-19, cuidémonos entre todas y todos, que nadie se quede sin comida y sin medicamento.

Mientras permanezca la cuarentena que le llaman o el encerrón en casa (bueno nosotros no podemos encerrarnos, porque tenemos que salir a trabajar para preparar la tierra para la milpa), sabemos que el mal gobierno, ya sea municipal, estatal y federal se aprovecha de la situación en la que nos tiene ese virus maligno; hay que estar pendientes de cualquier violación a nuestros derechos humanos, hay que abrir bien nuestros ojos y no tener miedo de denunciar.como buelas y abuelosiles, quizñomentos dift cualquier lugar de Latinoamel 24 de marzo de 1980s pol nuestros mte en asesinos a c

Por todo lo anterior, exigimos:

·        Liberación inmediata e incondicional a Cristóbal Sántiz Jiménez.
·        Alto al despojo de agua de Mexicali, Baja California.
·        Rechazo total a la alza excesiva de precios de maíz y de otros productos básicos por el COVID-19.

A las compañeras y compañeros de lucha que no pudieron acompañarnos hoy, los pensaremos y miraremos a través del cielo y las estrellas desde Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza, mientras dure la cuarentena.

¡Que VIVA la FE, ESPERANZA, SOLIDARIDAD y HERMANDAD!


Atentamente.



          Por la Mesa Directiva:



Simón Pedro Pérez López
Hilario Jiménez Pérez


Francisco López Sántiz

















Francisco López Sántiz


Hoy 14 de marzo dia internacional contra las represas. Es por eso que estamos en contra de todos estos megaproyectos y Las Abejas de Acteal seguimos en resistencia y no pagamos luz a los gobiernos y empresas que nos vienen a despojar. Mientras no haya justicia para nuestros mártires

 Organización de la Sociedad Civil Las Abejas
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Acteal, Chenalhó, Chiapas, México.

                                      
        A 14 de marzo de 2020 









Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
A las y los defensores del Territorio y la Madre Tierra
A las y los defensores de los derechos humanos
A los medios Libres y Alternativos
A los medios de comunicación nacional e internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional
Hermanas y hermanos.
Nos encontramos reunidos aquí en este día 14 de marzo, que es el Día internacional de acción contra las represas y en defensa de los ríos, el agua y la vida que se organiza en todo el mundo desde el año 1997, el mismo año en que fueron masacrados en esta tierra sagrada nuestros 45 hermanos y hermanas, más 4 bebes que aún no habían nacido. Como desde hace siete años, la Organización de la Sociedad Civil de Las Abejas de Acteal nos unimos a todos los pueblos y organizaciones que luchamos por proteger a la Madre Tierra del sistema que extiende la muerte en nuestros territorios, queriendo producir energía eléctrica sólo para los ricos dueños de las fábricas y maquiladoras, así como ganar dinero sacando la riqueza que está adentro de la tierra, sin importar que se destruya y se contamine todo lo que necesitamos para vivir como pueblos: nuestra agua y nuestra tierra que sirve para cultivar y cosechar lo que nos alimenta. A los ricos, el gobierno les regala la luz y les construye represas carísimas para producir la luz que necesitan. A nosotros los pobres, nos vende la luz a precios carísimos y ni siquiera nos dan el voltaje que necesitamos. El mal gobierno expropia tierra de los pueblos y comunidades para dársela a los ricos para que puedan sacarle toda su riqueza y la dejen inservible para cultivar. La consecuencia es la muerte de los ríos y manantiales, la enfermedad de la madre tierra y la dominación de los pueblos que quedan sin modos propios para sobrevivir en lo que antes eran sus tierras.

foto area de comunicación abejas



Es así como los dueños del dinero, asociados con los malos gobiernos, siguen construyendo presas hidroeléctricas, desplazando a muchas comunidades de sus casas y parcelas, e inician proyectos de fracking para extraer gas y petróleo, sin consultar a los pueblos, imponiendo un modelo de dominación y acumulación que empieza por despojarnos de nuestros bienes comunes, saquearlos y usarlos para que sólo unos cuantos puedan ganar dinero, aunque queden contaminados y nos traigan grandes peligros y enfermedades. 

Gracias a la reforma energética que comenzó a hacer el ex-presidente Enrique Peña Nieto y que sigue implementando la actual administración de López Obrador con la Ley de Hidrocarburos, el estado impuso que la industria de extracción de gas y petróleo es de utilidad pública, es decir que ahora tiene prioridad sobre cualquier otro uso de la tierra, como la agricultura, la ganadería, la pesca o cualquier otro uso cultural y espiritual del territorio, por lo que pueden expropiarla (obligar a sus dueños a vender) u obligar a sus dueños a rentarla a las empresas de hidrocarburos, que ahora pueden ser empresas privadas nacionales o extranjeras. Y si los que defienden sus tierras se resisten a venderlas o rentarlas, el mal gobierno tiene ahora la ley de su parte para mandar a la fuerza pública en su contra.
foto area de comunicación abejas 
Es por eso que estamos en contra de todos estos megaproyectos y Las Abejas de Acteal seguimos en resistencia y no pagamos luz a los gobiernos y empresas que nos vienen a despojar. Mientras no haya justicia para nuestros mártires y el gobierno se siga burlando de los sobrevivientes, dividiendo a nuestras comunidades con sus tácticas paramilitares de persecución contra los miembros de nuestra organización y de compra de conciencias, a través de los ex-miembros de nuestras organizaciones que se han vendido con los partidos políticos para enriquecerse, seguiremos sin pagarle al gobierno por la luz que es un derecho humano y no una mercancía.
Por todo esto, no queremos en nuestros territorios ni minas, ni pozos petroleros, ni extracción de gas de esquita mediante fracturación hidráulica o fracking, ni gasoductos, ni parques agroindustriales, ni monocultivos, ni transgénicos, ni agroquímicos, ni supercarreteras, ni proyectos ecoturísticos.
En nuestro estado de Chiapas, nos solidarizamos con nuestros compañeros del Movimiento Indígena del Pueblo Creyente Zoque en defensa de la Vida y el Territorio (Zodevite) que están luchando por cancelar la construcción de una represa en la comunidad de San Antonio Poyanó en el municipio de Ocotepec y un parque ecoturístico en la ruta del volcán Chichonal. También están luchando contra la construcción de 12 pozos petroleros en 84 mil quinientas hectáreas, contra 11 concesiones mineras en una superficie de 70 mil hectáreas en  y una central geotérmica sobre 15 mil hectáreas en torno al volcán en el Municipio de Francisco León. Junto con nuestras hermanas y hermanos zoques, exigimos que se cancelen las concesiones mineras, las concesiones de pozos petroleros y que se respete la libre determinación de los pueblos originarios, respetando sus actas de autoconsulta. 
foto area de comunicación abejas
También queremos decirles que desde la fundación de nuestra organización comenzamos a abandonar los fertilizantes e insecticidas, porque nuestras tierras son fértiles y nuestros abuelos siempre las cultivaron con sus propias manos. Invitamos a todos los pueblos originarios y a sus organizaciones, a unirse con nosotros en la tarea de cuidar nuestros ríos y pozos, comprometiéndonos a dejar de usar agroquímicos que llegan a envenenar nuestros ríos y manantiales. Y a tratar de convencer a nuestros vecinos para que hagan lo mismo. 
Pero sobre todo, los invitamos a mantener nuestros rezos y maneras ceremoniales de respetar a los señores de los sagrados manantiales y las sagradas aguas. Porque nuestros pozos y lagunas se están secando de tristeza por ver la manera como que se está despreciando el modo en que nuestros abuelos y abuelas se relacionaban con estos sitios sagrados, mientras que ahora los maltratamos, los ensuciamos y no vemos importante hacer sus ceremonias ni darles sus ofrendas. De la misma manera, no podemos olvidarnos de nuestra responsabilidad de plantar árboles para sustituir a los que vamos cortando, pues no podemos dejar a nuestra madre tierra sin protección. Si no la cuidamos y la dejamos desnuda, ya no tendremos oxígeno para respirar y se morirán los animales que tienen en ella su casa. 
¡Ríos para la vida, no para la muerte!
¡No a las represas! ¡No a la minería!
¡No a las empresas extranjeras, nacionales y trasnacionales!
¡No a la extracción de petróleo!
¡No a la devastación de la madre tierra!
¡La luz es del pueblo, todos a la resistencia!
¡Agua y energía no son mercancía!
¡Queremos paz con justicia y dignidad!
¡No al gobierno opresor!!
¡La tierra no se vende, se ama y se defiende!
¡La tierra es de quien la trabaja!

                                         


                                            Desde Acteal, Sitio de Conciencia y Casa de la Memoria y Esperanza.

Atentamente.
La Organización de la Sociedad Civil de Las Abejas de Acteal

                                                                                     Por la Mesa Directiva:



Simón Pedro López Pérez       Francisco López Sántiz        Hilario Jiménez Pérez