Las Abejas, desde Acteal pedimos por ustedes para nadie en este mundo decida por nuestra vida


    


  Organización de la Sociedad Civil Las Abejas

Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Acteal, Chenalhó, Chiapas, México.


                                                      A 1 de febrero de 2019




Hermanas y hermanos de la Parroquia de San Lorenzo Mártir de Amatán, y Padre José Domínguez Domínguez. Padre Marcelo Pérez Pérez de la Parroquia de San Antonio de Padua de Simojovel, Chiapas. Desde Acteal Casa de la Memoria y de la Esperanza reciban un saludo de parte de la Organización Sociedad Civil de Las Abejas de Acteal y sobrevivientes de la Masacre de Acteal del 22 de diciembre de 1997.


Como organización pacífica nos solidarizamos con ustedes en esta peregrinación, aunque no estamos físicamente, pero nuestros corazones, junto con los de nuestros 45 mártires, están con ustedes para defender la vida. Sabemos que están luchando a través de la vía pacífica, con ayuno y oración para buscar la buena vida, defender los derecho humanos,  la paz y tranquilidad de este municipio y sus comunidades; este es el camino de la vida eterna que Jesús nos enseñó y sabemos que ustedes están siguiendo ese mismo camino; nosotros y nosotras, hombres y mujeres de Las Abejas, desde Acteal pedimos por ustedes para nadie en este mundo decida por nuestra vida, solo quien lo decida sea nuestro señor Jesucristo,  por eso creemos en él y le pedimos que los proteja y los bendiga en su caminar.
Hermanas y hermanos, sacerdotes obispos y pueblos creyentes en diferentes partes de la parroquia del estado de Chiapas y en todas partes de la república mexicana, pedimos que se solidaricen por este pueblo, llamamos que paren las amenazas en contra de los sacerdotes como el Padre José Domínguez Domínguez y Marcelo Pérez Pérez.

Hermanos sacerdotes y pueblos creyentes recuerdan que no están solos, aquí estamos para seguir luchando y defendiendo nuestra casa común que es la madre tierra y denunciando las corrupciones que están haciendo los narcos gobiernos, por eso como nosotros como organización pacífica estamos con ustedes para buscar la paz, que sabemos que es fruto de la justicia.

                       Desde Acteal casa de la memoria y Esperanza...



Las ejecuciones de las y los defensores de derechos humanos cometidos en este año nuevo, son anticipaciones de la gran destrucción que viene sobre nosotros.











Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
     Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
           Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

                                         22 de enero del 2019.




Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
A las y los defensores de los derechos humanos
A los medios libres y alternativos
A los medios de comunicación nacional e internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

En donde quiera que estén y existen luchando contra la muerte y la mentira, reciban nuestros saludos y respetos.

Hoy les compartimos que este año nuevo, abrimos con alegría en nuestro corazón, aunque con mucho esfuerzo, ahora hemos elegido mujeres en nuestra Mesa Directiva como autoridades de nuestra organización Las Abejas de Acteal y, además, la mayoría de nuestras autoridades son jóvenes que representan el futuro de nuestra organización.

Nuestra decisión de nombrar mujeres como representantes y autoridades de nuestra organización, es la respuesta a la muerte que envío el mal gobierno a través de los paramilitares priistas de Chenalhó, quienes tenían órdenes de exterminarnos al matar a mayoría niñas y mujeres el 22 de diciembre de 1997.
 
Las mujeres somos cargadoras de la Vida; somos las que alimentamos a la familia. Las mujeres, somos las que nutrimos la lucha No Violenta de Las Abejas de Acteal. Las mujeres somos dadoras y cuidadoras de la vida.

Somos hermanas, somos hijas, somos nietas de aquellas mujeres quienes fueron ultrajadas y humilladas por los paramilitares. Hoy, aquí estamos para decirle a los nuevos mensajeros y sirvientes del sistema capitalista neoliberal, que el día 22 de diciembre de 1997, no nos morimos, porque renacimos gigantes del seno de la Madre Tierra.

Nuestra misión es la defensa de la Vida y de la Madre Tierra, así decidimos desde que nació nuestra organización en el año de 1992 y, hoy lo volvemos a confirmar. Y para recordar queremos agradecer infinitamente este 25 de enero, celebrando junto con el Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, la Pascua y la Resurrección de nuestro Padre y hermano Jtotik Samuel. Porque él fue quien nos ayudó a abrir los ojos, nos hizo crecer la conciencia y la dignidad. Jtotik Samuel, nos enseñó el camino del amor y de la No Violencia a través de la vida y obra de Jesucristo.

Hermanas y hermanos, tenemos que tener abierto los ojos, tenemos que estar despiertos, porque el nuevo gobierno de México, ya está actuando para convencernos de entregar nuestras tierras a los grandes capitalistas, inventando consultas, así como las viejas mañas de los gobiernos priistas y panistas.

Esta nueva administración tanto del gobierno federal como el de Chiapas, nos preocupa seriamente, porque no han cambiado en nada su política en cuanto al respeto y protección de la vida de las mujeres. Nos indigna enormemente los feminicidios cometidos hace unos días en Comitán de Dominguez, San Cristóbal de Las Casas y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tanto las mujeres y hombres de la organización de Las Abejas, exigimos una investigación verdadera para que los responsables de estos feminicidios sean castigados.

Otro ejemplo de cómo este nuevo gobierno, en específico Rutilio Escandón gobernador de Chiapas del partido MORENA, sigue permitiendo como en el gobierno de Manuel Velasco Coello, la ejecución de defensores de derechos humanos, así como el caso del activista y defensor de derechos humanos Sinar Corzo, asesinado en Arriaga, Chiapas. De la misma manera condenamos también la ejecución del líder social y defensor Noé Jiménez también quien era parte del Movimiento por el Bienestar, la Paz y el Bien Común de Amatán, Chiapas.

Hermanas y hermanos, los feminicidios, las ejecuciones de las y los defensores de derechos humanos cometidos en este año nuevo, son anticipaciones de la gran destrucción que viene sobre nosotros.

¿Por qué decimos que viene una gran destrucción? En este sexenio, el gobierno de Obrador tiene contemplado ejecutar varios megaproyectos en nuestros territorios, pero, sabe que los pueblos conscientes no lo vamos a permitir. Y, para eso va a crear la Guardia Nacional, que estará al servicio de las empresas trasnacionales para saquear las riquezas de nuestra Madre Tierra, e imponer sus megaproyectos como el Tren Maya.

Ante esta realidad que nos amenaza los pueblos, queremos invitar a los hombres y mujeres defensores de la vida y de los derechos humanos, incluso a los y las que votaron por Andrés Manuel López Obrador, a repensar para no permitir que se sigan quitando vidas y se destruya nuestra Casa Común, la Madre Tierra.

Ya no queremos más guerra y derramamiento de sangre.

Queremos recordarles que llevamos veintiséis años defendiendo la Vida, los derechos humanos y la Madre Tierra. Porque uno de nuestros principios de Lucha política y de la No Violencia es: Defender la Vida, No quitarla.

Cuando fueron masacrados nuestras hermanas y hermanos en Acteal, era por defender la Vida no sólo la de los miembros de Las Abejas, sino, también de los zapatistas y de los paramilitares priistas. Cuando nuestros compañeros fueron masacrados, se encontraban rezando y ayunando para pedir por la paz, la vida y que se detuviera la violencia en Chenalhó y en otras partes de Chiapas y de México.

Cuando el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) se levantó en armas en contra del Ejército mexicano en el año de 1994, nosotros como organización No Violenta junto con la sociedad civil nacional e internacional, pedimos a ambos ejércitos el cese al fuego y que las demandas del EZLN se obtuvieran mediante el diálogo. Sin embargo, el mal gobierno nunca cumplió su palabra y siguió atacando a las comunidades zapatistas y los pueblos organizados por debajo de la mesa, mientras simulaba diálogo. Dicha traición gubernamental culminó con la Masacre de Acteal.

Con este breve recuento de lo que causó la Masacre de Acteal, queremos decir que ya no queremos más guerras. No queremos que sean atacadas las comunidades zapatistas. No queremos que ningún hombre y mujer de un pueblo organizado, sea asesinado por defender sus derechos o por oponerse a los megaproyectos.

Le preguntamos a López Obrador, si un pueblo o una organización o un movimiento se opone al proyecto del Tren Maya y de otros megaproyectos, ¿va a usar la fuerza pública o el ejército o la Guardia Nacional para reprimir?

Obrador sabe de antemano que somos muchos los pueblos organizados que defenderemos la Madre Tierra de las destrucciones que causarán sus megaproyectos, ¿Acaso, asumirá las consecuencias que pueda traer cualquier represión de su gobierno, como lo dijo Ernesto Zedillo durante su guerra de contrainsurgencia en el marco de la Campaña Plan Chiapas 94, “asumiré las consecuencias que traiga esta guerra”?

La paz y la vida están en nuestras manos defenderlas. Nosotros creemos que hay tiempo de actuar para detener el caos y la destrucción, sólo es cuestión de decidir: “Lo mas temible para un dictador, es que las personas decidan que quieren ser libres, y una vez que han decidido, no hay nada que los detenga.” Pensamiento de Desmund Tutu (Obispo Africano).

Nuestro sueño por la vida y la paz es grande, así como nuestro amor a la humanidad.

Y quisiéramos compartirles ese sueño a la gente sencilla que todavía está esclavizada por el odio o está confusa y defiende los intereses de los capitalistas. Recapaciten.
Si han perdido la sensibilidad humana, búsquenla de nuevo, palpen en su corazón que ahí la encontrarán.

Aquí en Acteal en donde hubo dolor, canta la Madre Tierra. Cantan los pájaros. Baña la Tierra Sagrada, rocío del cielo. Limpia nuestro corazón la sangre inocente aquí derramada. Defendamos la vida y la paz, al ritmo del canto de la Madre Tierra.

En donde quiera que están y existen, luchen por un mundo nuevo, por un mundo digno y por la Vida…

…Nosotras y nosotros, desde Acteal, Casa de la Memoria y Esperanza, Corazón de la Resistencia Civil y de la No Violencia.

Atentamente.


La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.


Por la Mesa Directiva:



Juan Vásquez Luna                  Antonia Vásquez Pérez                                                   
Presidente                                 Vicepresidenta                             


Hermilio Pérez Sántiz                   María Vásquez Gómez             
Secretario General                     Subsecretaria                                                  


Genaro Oyalté Pérez                  Antonia Pérez Pérez
                                  Tesorero                                   Subtesorera







"Nuestro tiempo fue de muerte para florecer la vida"


 Palabras de Rafael Landerreche que Honran la Memoria de los Mártires de Acteal.

 Nuestro tiempo fue de muerte para florecer la vida, la dignidad.
la justicia, la paz y la memoria…

La memoria cubre tus alturas, tierra de colores y montañas,
como quién quiere protegerte,
               tal vez del frío, tal vez de la oscura noche,
seguramente del olvido.

Se huele la angustia bajo tu manto ¡oh! luna de invierno
el fuego destroza tus sueños, pueblo olvidado
tú, pueblo negado, resiste y lucha.

Su pecado, su rebeldía que es una Esperanza
su penitencia:
amenazados de muerte, sus casas incendiadas,
sus cafetales, trabajo de un año, robados
su fogón apagado, desnudos, descalzos,
obligados fueron a dejar a sus antiguos, a sus raíces, su tierra.

en los altos, una humilde y dignísima ermita no calla.

22 de diciembre de 1997
(ocho a.m.)

    En ella reza toda la comunidad, sus antepasados con sus presentes
    sus ancianos con sus niños
    los hombres y sobre todo las mujeres.  
                
   Todos por la vida, por la Dignidad, la Justicia, la Paz
   (Su murmullo resuena en los alrededores, estremece el inconsciente cómplice
   de los militares sordos, asentados a menos de 500 metros)

   rezan, todos rezan, al rebelde en la cruz
   a la morena Metik de manto estelar,
   hincados oran, hora tras hora, el lamento crece,
   el murmullo se alza, zumbido de abeja persistente
   voz de taladro fiel,
   canto de sirena violada,
   es su rezo.
(diez treinta a.m.)
            la ráfaga de cuerno de chivo,
            retumba, explota,
            suena y resuena
revienta, penetra ardiente el alma de la ermita
            llanto entrecortado
            desesperada huida,
caudales de sangre,
torrentes de muerte
indiscriminado exterminio,
atroz, cobarde, humillante masacre

relámpago oscuro, sicarios de la infamia
su patrón el mal gobierno
malparidos, asesinos.

            Los cuernos de chivo ciegos son
no diferenciaron la espalda del anciano (sabio de sabios)
            el pecho del hombre
el cuello del niño
el vientre preñado de luz, de la mujer
el cuerpo de las criaturas por nacer
criaturas que el mundo no conocieron,
pero si su maldad, si su violencia

y a las horas de balacera  (seis en total)
siguió el silencio oficial
la militar injusticia,
la impunidad
(los jueces fueron los asesinos)


y la mas triste navidad de todas

Acteal
Nunca olvidaremos,
aunque nos maten y nos rematen
y nos masacren y nos humillen
y nos desnuden y  nos opriman
y nos repriman y nos engañen
nunca los olvidaremos

son ustedes, mártires, la semilla, de la nueva vida
la dignidad, la justicia, la paz, y la memoria

por ustedes, rebeldes,
            rebeldes seremos,  su rebeldía es una esperanza
            contra la muerte,        
            en memoria, honor, respeto y amor
a ustedes, que descansen en paz, justicia y dignidad.
-----------------------
Las Abejas de Acteal, agradece a nuestra estimada hermana Luz Rodríguez, por compartirnos este epitafio escrito por nuestro querido bankil Rafa. Kolaval Luz!