Una de las impunidades avergonzantes ha sido el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que el 12 de agosto de 2009 ordenó la liberación inmediata de 20 paramilitares y sentó las bases jurídicas para la liberación de todos los demás.

 

Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

     Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

                             Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.          

 

12 de agosto de 2022

 

 

 

 

 

 

 

Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Al Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas

A las personas defensoras de derechos humanos

A los Medios libres y alternativos

A los Medios de comunicación nacional e internacional

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

 

Hermanas y hermanos:

 

Hoy se cumplen 13 años del inicio de la liberación y premiación masiva de paramilitares que se encontraban presos por haber efectuado la Masacre de 45 personas y 4 bebés que eliminaron antes de nacer, hecho lamentable ocurrido el 22 de diciembre de 1997. A pesar de que varias personas confesaron haber efectuado este crimen de lesa humanidad y que también fueron señaladas e identificadas por las víctimas, aún así el Estado mexicano decidió liberarlas.

foto: @CdhFrayba

 

Como sobrevivientes queremos comunicarles que seguimos firmes en la lucha por la justicia y verdad para nuestras y nuestros mártires. Somos testigos verdaderos de esos terribles hechos y seguiremos denunciando a los responsables de la masacre. Por eso han seguido atacándonos, ya no con armas de grueso calibre y machetes, sino con burlas, desprecio, amenazas, engaños y múltiples intentos para dividirnos, sobornarnos y acabar con nuestra Organización.

 

No sólo nos han atacado los grupos paramilitares y sus sucesores, cuyas armas siguen siendo una amenaza en nuestras comunidades que nunca fueron decomisadas, ni desarticulados porque el Estado no efectuó una investigación verdadera, si no que estos grupos siguieron operando en la impunidad bajo la protección de las autoridades y por lo mismo seguimos viviendo una violencia tanto en el municipio de Chenalhó como en Pantelhó y municipios vecinos. Una de las últimas víctimas de la violencia que estamos viviendo es nuestro hermano Simón Pedro Pérez López, expresidente de nuestra Organización, asesinado cobardemente hace un año por su trabajo como Defensor de la Vida y de la Tierra y constructor activo de la Paz. Su asesinato sólo le conviene a quienes les incomoda y quieren apagar nuestra lucha no-violenta por la verdad y la justicia. Este hecho tan lamentable es un motivo más para nuestra lucha.

foto: @CdhFrayba

 

Aunque el Estado, los paramilitares y delincuentes quieren meternos miedo, seguimos trabajando hasta lograr que se haga justicia por la Masacre de Acteal que está en impunidad en los tres niveles de gobierno. Una de las impunidades avergonzantes ha sido el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que el 12 de agosto de 2009 ordenó la liberación inmediata de 20 paramilitares y sentó las bases jurídicas para la liberación de todos los demás. Es así como cerró todos los caminos legales para poder llevar a juicio los autores materiales e intelectuales que se coordinaron para hacer posible este crimen de lesa humanidad. Por estos hechos y los de otros casos hacia los pueblos originarios de Chiapas y México, es que para nosotras las Abejas, la alta y última instancia de procuración de justicia en el país le hemos llamada la Suprema Corte de Injusticia de la Nación.

 

Además de los ministros de la Suprema Corte de la Injusticia que decidieron liberar a los paramilitares, también actuaron abogados y escritores que promovieron esa liberación hace 13 años. Con esos hechos protegieron a sus jefes en las más altas esferas del gobierno para no ser juzgados como Ernesto Zedillo Ponce de León, expresidente de la República. Hace 13 años que los ministros de la Suprema Corte de la Injusticia decidieron desechar todas las pruebas que aportamos con valentía y esfuerzo, a pesar de que en el proceso de aportación de pruebas revivieron nuestros dolores y recibimos amenazas de muerte y venganza por parte de los asesinos.

foto: @CdhFrayba

 

Debido a que el Estado nunca quiso hacer justicia porque está involucrado, decidimos llevar nuestro caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en marzo de 2005. Y hasta principios de noviembre de 2010, recibimos la noticia de que nuestro caso fue admitido. En ese año vimos una luz y puerta de esperanza para la justicia, la verdad y la memoria de nuestros familiares masacrados y para quienes seguimos en la lucha pacífica. Consideramos que las mentiras que el Estado hizo verdad, la verdadera justicia y la mismísima Verdad saldría a luz y se pondría a los ojos de nuestros pueblos.

 

La vedad y la esperanza nos asiste. Seguimos esperando el Informe de Fondo de la CIDH que ordenará al Estado mexicano a que asuma su responsabilidad internacional por la masacre de nuestras hermanas y hermanos, que es un crimen de lesa humanidad. Que también asuma públicamente las consecuencias de la masacre como el desplazamiento forzado, la quema de casas, el robo de pertenencias y el solapamiento a los autores materiales e intelectuales de la masacre tales como los titulares de aquel entonces de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas, jueces de distrito, magistrados y los ministerios públicos, hasta los propios ministros de la SCJN que han tenido responsabilidad en el aplazamiento de la justicia.

foto: @CdhFrayba

 

Le pedimos y solicitamos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que ya dicte el Informe de Fondo por el caso Acteal, conocido por esta institución como INFORME No. 146/10 MANUEL SANTIZ CULEBRA Y OTROS (MASACRE DE ACTEAL). Con este informe sabemos que se abren caminos posibles para la verdad y la justicia, para nuestras hermanas y hermanos que les quitaron la vida, para las personas que están padeciendo diversas secuelas como traumas, enfermedades del corazón, miedo permanente, depresión y tristeza crónica, diabetes, cáncer y otras enfermedades que también violan nuestros derechos humanos.

 

También le decimos a la CIDH que no queremos que sigan muriendo más personas como nuestro hermano Manuelito, sobreviviente de la masacre de Acteal, que sobrevivió al cáncer por la ayuda solidaria de personas de buen corazón de la Ciudad de México. Y que lamentablemente falleció por negligencia médica en San Cristobal de Las Casas el 10 de noviembre de 2012.

 

Nuestros mártires alimentan nuestra esperanza. Quienes van falleciendo sin ver la justicia, también son nuestras banderas de lucha. Todas esas almas y conciencias son nuestra luz. No nos cansaremos de luchar por eso tocamos el buen corazón y la buena voluntad de la CIDH para que dicte ya el informe de Fondo y así evitar una prolongación de la injusticia por optar el camino del informe de fondo de nuestro caso. Y tenemos claro que nuestra lucha por la construcción de los caminos de la paz, la verdad y la justicia es permanente.

foto: @CdhFrayba

 

Hoy queremos recordar que desde hace 25 años hemos resistido el desprecio y el olvido, así como del racismo sistemático con el que se ha tratado nuestro caso desde el manejo irrespetuoso de los cuerpos masacrados y los que fueron sacados del vientre materno hasta las autopsias descuidadas y alejadas de los protocolos internacionales para tratar este tipo de genocidio, hasta el proceso de integración descuidada e indebida de las averiguaciones previas que han permitido la impunidad y la mentira sobre los hechos. Entendemos que un Estado que se juzga a sí mismo nunca va a demostrar su propia culpabilidad y responsabilidad por eso insistimos a la CIDH que ya dicte el informe de Fondo como una muestra de Justicia en las instancias internacionales por el terror que infundieron a nuestras familias, comunidades y pueblos durante la guerra de contrainsurgencia prevista por el Estado mexicano en el llamado Plan de campaña Chiapas 1994 operado por la Secretaría de la Defensa Nacional, que el entonces Presidente Ernesto Zedillo fue el encargado de aprobar y mandar a implementar, siendo el último responsable de coordinar acciones y utilizar recursos de Instituciones de Seguridad a nivel federal, estatal y municipal, para crear, reclutar, entrenar, financiar con armas y proyectos gubernamentales a los grupos paramilitares que les hicieron el trabajo sucio en Chiapas, mientras simulaban el diálogo con el EZLN para una salida negociada al levantamiento armado, violando la Ley de Concordia y Pacificación para una Paz Justa y Digna en Chiapas. En Chenalhó, los principales colaboradores de este Plan fue un grupo de paramilitares priístas de Chenalhó que se coordinó con cuerpos de Seguridad Pública Estatal y funcionarios públicos priistas y del Partido del Frente Cardenista de aquel entonces.

 

Ante intento de exterminio de nuestra lucha que siguió a la masacre con igual premeditación, alevosía y ventaja por parte del Estado, la milagrosa sangre de nuestros Mártires y el poder de la oración nos ha permitido sobrevivir y continuar en pie de lucha. Hemos sobrevivido a la primera división en nuestra organización en 2008, al actuar de la Suprema Corte de Injusticia de proteger a ricos y criminales que quieren eliminar a quienes luchan por la paz y la verdad, por la vida y defensa de la Tierra y el territorio. También hemos salido adelante por la usurpación del nombre y legado de nuestra organización, que quisieron rematar con la idea de la solución amistosa para engañar a la opinión pública y a un grupo de los sobrevivientes de la Masacre, de que es posible la justicia en el caso Acteal sin tocarle un pelo al Ejército Mexicano ni a los responsables de la Seguridad Pública que llevaron a cabo los Planes de Campaña que dieron origen, hicieron posible y supervisaron la creación y actuación de los grupos paramilitares impunes en Chiapas, cuyas secuelas seguimos enfrentando.

foto: @CdhFrayba


 

Es por eso que hoy más que nunca, agradecemos a las organizaciones, colectivos, grupos e individuos que no nos han dejado solos desde aquel amargo día, hace 13 años, en que estuvimos fuera de la Suprema Corte y simplemente no podíamos creer el desprecio por la vida de nuestros 45 mártires y 4 bebés que significó el fallo con el que tres ministros y una ministra cerraron el caso Acteal, sin tomarse la molestia de hablar con algún sobreviviente, secuestrando la verdad y condenando a todas las víctimas de la Masacre a un camino aún más largo y penoso para conseguir la justicia, garantizando inmunidad al único grupo paramilitar de Chiapas que había tenido que enfrentar la ley desde el inicio de la guerra contrainsurgente, que hoy continúa.

 

Les seguimos pidiendo a todas las hermanas y hermanos solidarios que sigan con nosotros, exigiendo fuerte y claro la presentación sin más demoras del Informe de Fondo a la CIDH por el caso Acteal y reproduciendo nuestra palabra en todos sus espacios y utilizando todas sus redes.

 

Desde Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza.

 

                        Atentamente

 

La Voz de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.   

 

                  Por la Mesa Directiva:

 

 

Manuel Pérez Jiménez

Presidente

Antonio Ramírez Pérez

Secretario

 

Victor Manuel López Gómez

Tesorero

 

Mariano Sánchez Díaz

Sub Secretario

 

 

 


 

 




CONVOCA A LOS MEDIAS DE COMUNICACIÓN A UNA CONFERENCIA DE PRENSA.

 

LA ORGANIZACION SOCIEDAD CIVIL LAS ABEJAS DE ACTEAL

 CONVOCA 

A LOS MEDIOS ALTERNATIVOS, A LAS ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES, A QUE CONPARESCAN A UNA CONFERENCIA DE PRENSA QUE SE LLEVARA ACABO EL DIA VIERNES 12 DE AGOSTO EN LAS INSTALACIONES DE FRAYBA. 

CON EL OBJETIVO DE RECORDAR QUE HACE 13 AÑOS, LA SUPREMA CORTE DE LA JUSTICIA DE LA NACION LIBERÓ A LOS 20 PRESOS QUE FUERON LOS QUE PARTICIPARON EN LA MASACRE DE ACTEAL EN EL AÑO DE 1997 Y ALGUNOS SON CONFESOS. 

ES POR ESO EL 12 DE AGOSTO DEL 2009 FUE EL DIA EN QUE FUERON LIBERADOS A ESOS PRESOS PERO, LA JUSTICIA SIGUE IMPUNE. HORARIO NOS ENCONTRAMOS A LAS 11:00 HORAS DE LA MAÑANA HORARIO DE VERANO CALLE BRISIL # 14 BARIO DE MEXICANOS, SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS CHIAPAS.

 

 

Retire inmediatamente la orden de aprehensión sin fundamentos con la que está criminalizando la admirable labor por la paz en nuestros pueblos que ha realizado el Padre Marcelo Pérez Pérez.

 

Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.


22 de julio de 2022


Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Al Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas

A las personas defensoras de los derechos humanos

A los Medios libres y alternativos

A los Medios de comunicación nacional e internacional

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional


Hermanas y hermanos:

Hoy nos reunimos de nuevo en Tierra Sagrada para seguir el ejemplo de lucha no violenta y fe que hemos estado aprendiendo y practicando desde hace casi 30 años para enfrentar la violencia, la injusticia y la impunidad. Hoy nos reunimos para darle voz a nuestros 45 mártires más 4 bebés que no permitieron nacer hace casi 25 años, para que sigan clamando a Dios que se detenga el espiral de violencia en nuestro municipio, en el estado de Chiapas, en el país y en el mundo. Hoy, seguimos uniendo nuestro corazón a todas las personas que son perseguidas, calumniadas, torturadas, encarceladas, desaparecidas y asesinadas por luchar por paz, justicia y verdad en medio de un sistema que se alimenta de violencia y muerte. Como organización civil maya tsotsil seguimos organizadas y resistiendo, seguimos en la lucha para construir una vida con esperanza, que se mantiene en el cuidado y respeto a la Vida y a la Madre Tierra. Hoy hacemos presentes a nuestras hermanas y hermanos que sufren por defender la Vida, aunque tengamos que entregar la nuestra. Hoy seguimos denunciando sin miedo a las personas y mecanismos responsables de traer la muerte y la destrucción a nuestros pueblos. Hoy seguimos llamando a todas las hermanas y hermanos de buena voluntad, a quienes nos conocen y a quienes no, a que nos unamos para defender la Tierra y la Vida, animándonos unos a otros a realizar acciones no violentas coordinadas en estos tiempos tan oscuros que nos está tocando vivir.

foto: Área de comunicación de Las Abejas

Hoy le exigimos una vez más a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que ¡YA HAGA PÚBLICO! su Informe de Fondo sobre el Caso Acteal, para que dé a conocer y ampare la verdad de lo que sucedió en esta Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal hace casi 25 años. Que indique ya al Estado mexicano cómo se debe hacer la justicia y que se aproxime a la verdad, ya que sexenio tras sexenio, se ha garantizado impunidad a todos los responsables tanto materiales como intelectuales de este crimen de lesa humanidad. Como resultado de esta incubación de la impunidad en Chenalhó y en Chiapas, es el florecimiento de la división y el aumento de la presencia de grupos armados en las comunidades en alianza con el crimen organizado con algunos de los carteles que opera en Chiapas, son una bomba de tiempo que puede estallar en cualquier momento, sacrificando de nuevo a gentes inocentes.

Sólo publicando y validando la verdad, y dando castigo a los responsables de todos los niveles del gobierno, al Ejército Mexicano y la Seguridad Pública, se puede asegurar que no se repitan Masacres de campesinas y campesinos como la de Acteal y Aguas Blancas en Guerrero, que el pasado 28 de junio cumplieron 27 años sin justicia. Ambas masacres fueron coordinadas desde los puestos de mayor nivel en la gestión de Ernesto Zedillo Ponce de León con gobiernos estatales y municipales asesinos y por ello exigimos castigo para ellos. Para que no mueran impunes como Echeverría, entre muchos otros, el criminal Expresidente Zedillo; los exgobernadores de Chiapas, Roberto Albores Guillén y de Guerrero, Rubén Figueroa Alcocer; los Exsecretarios Federales de Gobernación Emilio Chuayffet y Raúl Acosta Chaparro, deben ser enjuiciados y condenados.

foto: Área de comunicación de Las Abejas

El Caso Acteal corre la misma suerte que la de nuestros hermanos p’urhepechas de la comunidad de Tarejero, Michoacán, quienes de manera organizada siguen exigiendo a la CIDH que emita el Informe de Fondo sobre el Caso de los cinco integrantes de la Familia Guzmán Cruz que fueron desaparecidos de manera forzada por la entonces Dirección Federal de Seguridad y el Ejército Mexicano, hace ya 48 años en Michoacán, durante la Guerra Sucia. Su caso fue admitido ante la CIDH en 2013 y el Caso Acteal en 2015 pero ambos Informes de Fondo siguen pendientes y por ello la justicia para todas nosotras y nuestros pueblos sigue denegada.

Hoy le seguimos exigiendo a la Fiscalía de Justicia del Estado de Chiapas que es responsable del vergonzoso trabajo de fabricar delitos para muchos luchadores sociales que recapacite y, como ya lo dijimos este mes, retire inmediatamente la orden de aprehensión sin fundamentos con la que está criminalizando la admirable labor por la paz en nuestros pueblos que ha realizado el Padre Marcelo Pérez Pérez. Les exigimos que mejor dediquen sus energías y talentos para armar, bien y sin huecos mañosos, los casos contra los verdaderos criminales en el Estado de Chiapas, como los asesinos materiales e intelectuales de nuestro compañero y hermano Simón Pedro Pérez López.

foto: Área de comunicación de Las Abejas

Exigimos a esta misma Fiscalía que actúe sin pretextos en lo que será la Tercera Audiencia en el Juicio Oral que se llevará a cabo en Pichucalco contra los responsables de quitarle cobardemente la vida a nuestro hermano Simón Pedro, defensor de la Vida y el territorio −asesinado por buscar activamente la paz en medio de la violencia generalizada que vivimos en los Altos de Chiapas por la alianza entre las autoridades municipales, estatales y el crimen organizado−. Les demandamos que integre efectivamente las 10 pruebas de peritos y testigos que se aprobaron en la audiencia pasada en Cintalapa, de manera que se encuentre culpable a quien está detenido por dispararle a nuestro compañero, y que den con quienes ordenaron su muerte, se castiguen a los que permiten los asesinatos que cada vez son más frecuentes en el estado de Chiapas y en el país.

Hoy y mañana seguiremos exigiendo Justicia Verdadera y que pare la impunidad para quienes permiten, planean, organizan y ejecutan a las personas defensoras de nuestros pueblos, cuya lista sigue creciendo de manera francamente alarmante. Al nombre de nuestro hermano Simón, se suman sólo en este mes el hermano defensor comunitario ayuuk (mixe) de Oaxaca Crispín Reyes, asesinado el jueves pasado, y el compañero activista Jesús Bañuelos asesinado el pasado 20 de junio en Atitalaquia, Hidalgo. El compañero Crispín había estado defendiendo a familias mixes de su municipio que hoy se encuentran desplazadas por huir del crimen organizado y el compañero Jesús fue asesinado mientras enfrentaban el desalojo de un plantón que mantenían para exigir el cierre de un basurero tóxico que está afectando su región.

Animamos y reconocemos a las organizaciones verdaderamente independientes y anticapitalistas que resisten heroicamente la desmedida violencia de grupos de corte paramilitar o narco-militares que traen terror a sus territorios, como es el caso de las Bases de Apoyo Zapatistas que enfrentan de manera pacífica los intentos violentos para despojarlos de tierras recuperadas en 1994, que ellas y ellos siguen trabajando como propiedad colectiva y no parcelada. Y también al Consejo Indígena y Popular de Guerrero Emiliano Zapata (CIPOG-EZ) en Guerrero, a quien queremos felicitar porque este mes logró con su tenacidad y acciones pacíficas que el Ejército Mexicano por fin ocupe las posiciones desde las cuales el grupo Narco-Paramilitar “Los Ardillos” les habían estado atacando por meses.

foto: Área de comunicación de Las Abejas

Queremos enviar nuestra palabra solidaria y nuestra oración para las 6 familias de bases de apoyo zapatista en Chilón que hace seis días están desplazadas ahora en la comunidad de Xixintonil para salvar su vida. Sabemos lo que están sufriendo, pues del mismo modo que nosotros en 1996 y 1997 tuvimos que huir de nuestras casas y ver muchas de ellas saqueadas y quemadas, buscando refugio en otras comunidades y resistiendo el desplazamiento por el acoso de los grupos paramilitares contrainsurgentes que luego perpetraron la Masacre de Acteal, ahora nuestros hermanos de la comunidad “El Esfuerzo”, perteneciente al Municipio Autónomo “Comandanta Ramona” vieron arder todas sus pertenencias el pasado 14 de julio. Tanto la amenaza de muerte y la quema de casas son responsables el comisariado ejidal de Muculum, Bachajón y otros ejidatarios, acompañados de policías municipales y agentes de protección civil que quieren apoderarse de las 54 hectáreas de tierra que los zapatistas recuperaron en 1994 y pertenecen a la comunidad zapatista de “El Esfuerzo”.

También exigimos que cese la impunidad con que ha actuado el grupo invasor de las tierras comunales de las BA-EZLN de Nuevo San Gregorio, cuyas amenazas de muerte llevaron a finales de junio a la cancelación de las Brigadas Civiles de Observación que el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas coordinaban desde 2019 para documentar el encierro e intentar frenar las provocaciones que viven desde que les invadieron sus tierras a las familias y hermanas zapatistas.

Hermanas y hermanos que nos escuchan y reciben nuestra palabra, les pedimos que sigan trabajando y resistiendo organizados y unidos para no cansarnos de defender la vida, la autonomía, la tierra y la dignidad. Y les pedimos también de modo particular que sigan atentos a las próximas acciones pacíficas para alcanzar la justicia en el caso de nuestras hermanas, hermanos, hermanitos y hermanitas Mártires de Acteal y para nuestro querido hermano Simón Pedro.


Desde Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza,

                                                                          Atentamente

La Voz de la Organización sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

Por la Mesa Directiva:




Manuel Pérez Jiménez

Presidente

 

Antonio Ramírez Pérez

Secretario

 

 

Víctor Manuel López Gómez

Tesorero

 

Mariano Sánchez Díaz

Sub Secretario

















Gracias hermanas y hermanos del Frayba, por haber escrito el informe sobre la vida y la lucha de nuestro hermano Simón Pedro.

 


Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

     Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

           Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

 

 

 

 

 

 

 

 

Buenas tardes hermanas y hermanos.

 

Gracias hermanas y hermanos del Frayba, por haber escrito el informe sobre la vida y la lucha de nuestro hermano Simón Pedro. Vemos que es muy importante engrandecer el trabajo y la memoria de Simón Pedro, porque sabemos que por su forma de pensar político y su deseo de buscar la verdadera justicia y la paz, lo “mataron”.

 

También damos gracias a las mujeres y hombres quienes hoy nos acompañan físicamente en este momento, y a las mujeres y hombres que nos están mirando y escuchando a través de la transmisión en vivo.

 

Actualmente, la vida que estamos viviendo; o sea la situación de derechos humanos en nuestras comunidades, así como también en las ciudades de Chiapas y en México, está bien grave. Hay mucha violencia, muchos asesinatos, es por eso que nuestra palabra de hoy y de siempre, debe ser clara y denunciar fuertemente sin miedo.

 

Que nunca jamás se pierda de nuestro corazón el nombre de Simón Pedro, hablemos de su lucha, hablemos de su trabajo por la justicia verdadera y la búsqueda de la paz; platiquemos de su lucha en la defensa de la vida para todas y todos.

 

Recordamos que cuando Simón Pedro se integró a nuestra Organización Las Abejas de Acteal, entró con conciencia y convicción. Aceptó cargos que las comunidades de Las Abejas le pidieron hacer. Caminó en muchos lugares con otros pueblos y organizaciones, para apoyar a otras y otros hermanos que también sufren de violencia y de muerte como nosotros.

 

Simón Pedro, compartió la lucha de Las Abejas en encuentros de la Defensa de la Madre Tierra; denunció las extracciones de hidrocarburos, de la explotación minera que sufren otros pueblos hermanos por los proyectos de muerte de los ricos poderosos, quienes, además, son responsables de las muertes y de la violencia actual en México.

 

Nuestro hermano Simón Pedro junto con el Frayba, acompañó a las y los sobrevivientes de Acteal para buscar la justicia verdadera por la Masacre de Acteal; también luchó por la justicia de otras masacres en pueblos hermanos y por la presentación con vida y justicia por los 43 jóvenes estudiantes de Ayotzinapa.

 

Simón Pedro, trabajó de acuerdo a los principios de Las Abejas de Acteal. Simón Pedro, vivió y siguió el ejemplo de Nuestro Señor Jesucristo; entregando su vida como lo hicieron nuestras 45 hermanas y hermanos más los 4 bebés no nacidos masacrados por paramilitares del mal gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León. Porque Simón Pedro, entendió que, el que entrega la vida por la justicia verdadera para que haya paz, será reconocido en la historia y conciencia del pueblo, como un hombre o una mujer de corazón justo y será reconocido como hijo e hija de Dios y, aunque se muera asesinado, pero vivirá para toda la vida en el cielo y en nuestros corazones.

 

Y para que Simón Pedro viva para siempre en nuestros corazones, es necesario continuar su lucha y su trabajó que dejó en este mundo; denunciando las injusticias y la violencia que desgarra a nuestras comunidades, que nuestra palabra tenga fuerza para lograr la paz con justicia tanto para la Masacre de Acteal, como para también de las otras masacres sufridas por otros pueblos hermanos.

 

Estas son unas cuántas palabras para engrandecer la memoria de Simón Pedro. Y desde aquí volvemos a insistir en la justicia inmediata por el asesinato de nuestro hermano. Que la Fiscalía de Justicia en el Estado de Chiapas y a todos los administradores de la justicia en Chiapas, que tienen la obligación en aclarar y castigar dicho asesinato, que hagan su trabajo, no anden buscando pretextos y perdiendo tiempo en asuntos vergonzosos como en el caso del padre Marcelo Pérez Pérez que lo quieren meter a la cárcel.

 

Hermanas y hermanos, tenemos que seguir juntando nuestra palabra y nuestra fuerza para detener los sufrimientos y los asesinatos a las y los defensores de los derechos humanos, a las y los que defienden la Madre Tierra y a las y los que defienden la Vida.

 

Creyeron haber matado a Simón Pedro, pero, ignoraron que tenemos la fuerza y la sabiduría de hacerlo vivir para siempre en cada grano de maíz que sembramos, en nuestros rezos, en nuestras ceremonias y en la música tsotsil, en el canto del Coro de Acteal, en la sonrisa de nuestras niñas y niños.

 

Simón Pedro no ha muerto:

Acaba de hablar en este momento a través de nuestra palabra.

 

Desde San Cristóbal de Las casas, Chiapas; a 18 de julio de 2022.

 

Muchas gracias.

 

Atentamente.

La Voz de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

 

 

Por la Mesa Directiva:

 

Manuel Pérez Jiménez

Presidente

 

Antonio Ramírez Pérez

Secretario

 

 

 

 

Victor Manuel López Gómez

Tesorero

Mariano Sánchez Díaz

Sub Secretario

 

 

 


 

Este día 5 de julio, no se olvide jamás, y que sea de memoria y ejemplo a seguir el de entregar la vida por la Vida y la Paz del pueblo si fuese necesario.

 


Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

     Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

           Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

 

 

 

 

 

 

 

Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

A las y los Defensores de los Derechos Humanos

A los Medios Libres y Alternativos

A los Medios de Comunicación Nacional e Internacional

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

 

Bienaventurados aquellos

que han sido perseguidos por causa de la justicia,

pues de ellos es el reino de los cielos.

 

Hermanas y hermanos:

 

Hoy, nos encontramos concentrados en donde fuera la casa y donde se encuentra sembrado el cuerpo de nuestro entrañable compañero y hermano Simón Pedro Pérez López, ubicado en el ejido Nuevo Israelita en el municipio de Simojovel, Chiapas.


 

La Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal junto con la familia de Simón Pedro, la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas y el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba), acordamos que este día 5 de julio, no se olvide jamás, y que sea de memoria y ejemplo a seguir el de entregar la vida por la Vida y la Paz del pueblo si fuese necesario.

 

Un día como hoy, pero, en el año de 2021, aproximadamente a las 10 de la mañana, cuando nuestro compañero y hermano Simón Pedro, se encontraba caminando con su pequeño hijo en el mercado de la cabecera municipal de Simojovel, Chiapas, una persona le disparó con premeditación, alevosía y ventaja a nuestro compañero y hermano Simón Pedro.


 

El motivo de este ataque cobarde hacia nuestro hermano, es por haber denunciado, junto con su papá Juan Pérez Gómez, diácono de la parroquia de Santa Catarina, Pantelhó y juntamente con autoridades comunitarias de dicho

municipio la violencia generalizada por un grupo de criminales, de esta situación, el gobierno estatal y federal tenían información de primera mano de lo que estaba ocurriendo en esta región.

 

El asesinato de nuestro compañero y hermano Simón Pedro, no fue un hecho aislado, se estuvo denunciando meses antes, a través del Frayba y la Diócesis, y asimismo este Centro de Derechos Humanos, enviaron llamamientos de acción urgente al gobierno de Rutilio Escandón Cadenas de Chiapas y al Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero, estos quienes debieron garantizar la vida y la integridad tanto de la población del municipio de Pantelhó como la nuestro hermano Simón Pedro, simplemente no lo hicieron, porque actuaron parecido al gobierno de Julio César Ruiz Ferro y Ernesto Zedillo Ponce de León, de permitir  a los paramilitares priistas de Chenalhó, la de Masacrar a 45 mujeres, hombres, niñas y niños, más 4 no nacidos el 22 de diciembre de 1997, como un castigo ejemplar por ser apartidistas, por ser una organización No Violenta y por construir su propia autonomía y libre determinación.

 

Han transcurrido 365 días del cobarde asesinato de nuestro compañero y hermano Simón Pedro y no se ha avanzado en las investigaciones correspondientes. Las autoridades competentes, sólo hacen dilatar la justicia para dejar este crimen en impunidad que es lo que saben hacer perfectamente, y con esta falta de voluntad en la aplicación de la justicia, sólo permiten seguir asesinando a más Defensoras y Defensores de Derechos Humanos y de la Vida, en Chiapas y en México.

 

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador, no sólo, no evitó el asesinato de Simón Pedro, sino que siguió permitiendo más asesinatos de defensores y defensoras de derechos humanos, así también como a periodistas comprometidos con la verdad. Y recientemente, debajo de su discurso que en México ha bajado el nivel de violencia, el narco de Chihuahua asesina a dos sacerdotes jesuitas en dentro de la iglesia, más una persona que laboraba como guía de turistas. El gobierno de México no quiere hablar de la realidad, no se da cuenta que la violencia desatada en todo el país, es como un incendio incontrolable en tiempos de sequía.

 

Aunque ayer ya hablamos del caso de la orden de aprehensión en contra del Padre Marcelo Pérez Pérez, pero, la actuación de la Fiscalía de Justicia del Estado de Chiapas, no es coincidencia que suceda en el marco del primer aniversario del asesinato de nuestro hermano Simón Pedro, pensamos que es una estrategia para dilatar la investigación de los autores intelectuales del asesinato de nuestro hermano Simón Pedro, y toda actividad  que realiza el Padre Marcelo como la defensa de derechos humanos, la denuncia de toda injusticia e impunidad que cometen los gobiernos estatal y federal, es una piedra en su zapato y les incomoda, y creen que para acallar la voz del Padre Marcelo, es criminalizarlo.

 

Hermanas y hermanos, es tanto el sufrimiento y el dolor que estamos atravesando por la ambición y egoísmo de los malos gobiernos junto con sus jueces, sus fiscalías, sus policías en alianzas con sus amigos del crimen organizado y los ricos y poderosos del sistema capitalista; pero, acaso nos tenemos que quedarnos paralizados con miedo, a quedarse callados y no denunciar sus crímenes porque también nos puede pasar como a nuestro compañero y hermano Simón Pedro; nosotras y nosotros miembros de Las Abejas de Acteal, ya hemos visto que, ¡denunciar o no denunciar cualquier crimen de todos modos nos matan o nos tienen que escuchar!

 

Parece ser que el pobre, el indígena, la persona de ciudad o de una organización que luchan por un mundo nuevo y justo y para lograrlo se tienen que morir asesinado por un policía, por un militar, por un guardia nacional o por un sicario o por un crimen organizado.

 

A pesar de que nos hayan matado a nuestro compañero y hermano Simón Pedro, para nosotros no está muerto, ahora él se ha multiplicado en muchas luchadoras y luchadores de Derechos Humanos y de la Vida, porque aprendieron a no tener miedo como nos enseñó Jesús; porque comprendieron que “el que muere por la vida, nunca muere”.

 

Por hoy y por siempre, la memoria de Simón Pedro Las Abejas de Acteal nunca olvidará la entrega y trabajo de nuestro hermano, haremos que se escriban en más cantos y corridos como ya lo hizo nuestro Coro de Acteal, haremos que la memoria de Simón Pedro, se inmortalice en las fotografías y en videos realizados de quienes fueron sus amigas y amigos, la memoria de Simón Pedro, quedará escrito en nuestras denuncias y comunicados sobre él y haremos que se queden retumbando en los oídos sordos de los malos gobiernos y de los administradores de la justicia. La memoria de Simón Pedro, la queremos escuchar y sentir en los cantos de las aves que habitan los cerros y el del río que atraviesa su comunidad. La memoria de Simón Pedro, vive por siempre en cada uno de nuestros corazones.

 

Las Abejas de Acteal, la familia de Simón Pedro, saludamos las diferentes acciones que se están realizando en varias partes de México y del mundo; desde Nuevo Israelita caminamos con nuestras hermanas, hermanos y personas de buena voluntad que el día de hoy peregrinan por la paz en las diferentes zonas pastorales de nuestra querida Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, pidiendo alto a la violencia.

 

A los hombres, mujeres, niñas y niños de Nuevo Israelita les agradecemos por su cariño a la familia de nuestro hermano Simón, él se queda sembrado en esta

 

 

tierra, entre ustedes, es un signo de fe, esperanza, paz, reconciliación y unidad; a las autoridades por permitirnos la hospitalidad y por cuidar nuestra visita.

 

Hermanas y hermanos; aquí termina nuestra palabra, pero, antes queremos invitar a aquellas personas sin importar su condición social, color, raza, religión, etc., pero, si ven lo mismo que nosotras y nosotros, si también quieren ver un México sin violencia y quieren una paz y una justicia verdadera, levanten la voz de acuerdo a su manera de hacerla, mientras seamos miles y seamos millones en México que presionamos a los gobiernos estatales y federales, estamos seguros que podemos parar entre todas y todos la violencia absurda  la que tiene asfixiando a nuestro país.

 

¡Alto al ataque de la Lucha No Violenta de Las Abejas de Acteal!

¡Alto a los asesinatos de las y los Defensores de Derechos Humanos y de la Vida!

¡Justicia Verdadera y no simulada para nuestro compañero y hermano Simón Pedro!

¡Cancelación inmediata de la orden de aprehensión del Padre Marcelo Pérez Pérez!

 

Desde el Ejido Nuevo Israelita, municipio de Simojovel, Chiapas; a 05 de julio de 2022.

 

Atentamente.

La Voz de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

 

 

Por la Mesa Directiva:

 

Manuel Pérez Jiménez

Presidente

 

Antonio Ramírez Pérez

Secretario

 

 

 

 


Victor Manuel López Gómez

Tesorero

 

Mariano Sánchez Díaz

Sub Secretario