exigiendo que se lleve a cabo un juicio cabal, con todas las investigaciones necesarias para dar con los responsables materiales e intelectuales del cobarde asesinato de nuestro compañero Simón Pedro Pérez López

 


Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.


22 de abril de 2022



Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Al Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas

A las y los defensores de los derechos humanos

A los medios libres y alternativos

A los medios de comunicación nacional e internacional

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional


Hermanos y hermanas:

En esta tierra fueron sembradas 49 semillas de dignidad, considerando la vida de nuestras 45 hermanos y hermanas más la de los 4 bebés que aún no habían nacido cuando fueron brutalmente asesinados por paramilitares priístas de Chenalhó, en una operación contrainsurgente coordinada por los tres niveles de gobierno en 1997. Aquí hemos visto de


nuevo crecer la vida que brota de esas semillas y hemos compartido sus frutos: pese a todos los intentos que ha hecho el gobierno de comprarnos, dividirnos, burlarse de nosotros, difamarnos, engañarnos, apostar al cansancio y al olvido, no han logrado que dejemos de exigir justicia, como cada mes, para que se castigue a los responsables materiales e intelectuales de la Masacre. Nutridos con la cosecha de la vida que cada día crece y madura del ejemplo de nuestros mártires, seguimos aprendiendo a luchar de manera no violenta contra la mentira y la impunidad que traen muerte y sufrimiento para nuestro pueblo.

Y en este tiempo del año en el que sembramos lo que nos sustenta, nuestro maíz y nuestro frijol, seguimos sembrando también la esperanza de justicia, exigiendo que se lleve a cabo un juicio cabal, con todas las investigaciones necesarias para dar con los responsables materiales e intelectuales del cobarde asesinato de nuestro compañero Simón Pedro Pérez López, quien fue ultimado precisamente por ser Defensor de Derechos Humanos, de la Vida y el territorio, lo que quieren ocultar quienes intentan hacer un juicio abreviado que sólo incrimine de forma individualizada a su presunto asesino material y no mencione nada del contexto en que se le ejecutó extrajudicialmente a Simón Pedro para que se deje libres a quienes planearon y ordenaron su asesinato. El sistema penal debe incorporar el análisis de contexto para entender la dimensión de los asesinatos ocurridos en un marco de violencia generalizada. El asesinado de Simón Pedro no se entiende sin el contexto en el que él trabajaba. Simón Pedro era una persona estratégica, que escuchaba y caminaba con su pueblo haciendo comunidad para luchar en contra de la injusticia y violencia que viven. Eso fue su pecado, luchar en contra de la injusticia y la verdad.

Los hombres, mujeres, niños y niñas de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal seguiremos limpiando esta milpa de la paz que sembraron con sus vidas nuestros mártires y nuestro hermano Simón Pedro, seguiremos trabajando con nuestras manos para quitar la


maleza que intenta acallar nuestras exigencias, para que pueda crecer la justicia regada con verdad. La justicia será el fruto de nuestra lucha y nos permitirá vivir sin impunidad, para que nadie más sea ultimado por defender al pueblo, para que nadie más sea masacrado por luchar por la paz.

Por eso alzamos la voz cada vez que escuchamos que hay compañeros nuestros que están siendo perseguidos y amenazados por decir la verdad que incomoda a los poderosos, como es el caso de nuestro hermano Ernesto Ledezma Arronte, quien durante muchos años ha documentado las violaciones a los derechos humanos de los pueblos y las ha denunciado y difundido sin miedo. Este mes fue nuevamente objetivo de amenazas, luego de publicar un reportaje sobre la extracción de litio en México y de quiénes están siendo afectados por su explotación, basados en una investigación de la Dra. Violeta Remedios Núñez Martínez, profesora de la UAM Xochimilco que se dedica a estudiar los Megaproyectos que el gobierno en turno está tratando de sacar adelante en México.

De la misma forma, no nos cansaremos de seguir dando nuestro testimonio de lo valioso e imprescindible que ha sido y es el trabajo del Padre Marcelo Pérez Pérez en la búsqueda de la paz. Queremos que sepa que no está solo y que hay muchos Barrios y Organizaciones que lo respaldamos y apoyamos, y que no dejaremos que se crean todas las mentiras que se difunden sobre él, con el único objetivo de tapar todas las realidades que él tiene el valor de denunciar y para echar abajo las iniciativas que tiene la fuerza de convocar. Le pedimos a Dios que nos dé más pastores como el Padre Marcelo y que siga junto a él, dándole la fortaleza, la entrega y el valor que ha demostrado por tantos años ya. Para nosotros, el Padre Marcelo es prueba de la resurrección de Jesús que nos encontramos festejando y sabemos que nuestros mártires de Acteal también lo sostienen.


Y queremos contagiarles nuestra alegría porque vemos cómo la semilla de la dignidad brota también en las milpas de otras compañeras y compañeros.

Queremos solidarizarnos con nuestros hermanos tseltales que defienden su territorio en Bachajón y Chilón contra la militarización y contra los intereses de las empresas que quieren despojarles de sus recursos, ayudados por la Guardia Nacional que construyó en Chilón un cuartel militar sin consultarles, y que ha reprimido violentamente las protestas del pueblo, llevándose presos en 2020 a José Luis Gutiérrez Hernández y César Hernández Feliciano para torturarlos y meter miedo entre los hermanos que siguen luchando legal y pacíficamente porque se quite esa Base Militar de sus tierras y los dejen vivir en paz. Hoy nuestros hermanos siguen enfrentando un proceso legal en libertad pero con la amenaza de ser aprehendidos de nuevo en cualquier momento. Es por eso que el Pueblo Creyente organizó el pasado 8 de abril un Viacrucis para exigir que se resuelva a su favor el amparo contra la construcción del Cuartel de la Guardia Nacional que tienen interpuesto desde hace 17 meses, y para que ya se reconozca la inocencia de nuestros hermanos y las violaciones a los derechos humanos que han padecido. Aunque no pudimos estar presentes con ellos, nos sumamos a estas exigencias y le pedimos al Dios de la Vida que así como nuestros hermanos compartieron el sufrimiento de las torturas de Jesús, también les de la fuerza que viene con la alegría de su resurrección, para que no se desanimen y continúen en la lucha por su libertad absoluta y que se respeten los derechos de los pueblos indígenas a la autodeterminación en la Zona Tseltal de Bachajón-Chilón.

Hoy también queremos hacernos eco de las exigencias al gobierno que, en su comunicado del pasado viernes santo, expresó muy bien el Consejo de nuestra Parroquia de San Pedro Apóstol y Mártir en Chenalhó, pues es responsabilidad del gobierno parar el espiral de violencia que estamos viviendo y que se garantice efectivamente la vida, la tranquilidad y la paz en nuestro municipio y también en Pantelhó y Simojovel; así como en Aldama y Santa Martha –donde continúan los desplazamientos forzados en ambos lados y el fuego cruzado, y donde el Frayba documentó 437 ataques perpetrados por grupos armados de Santa Martha sólo en el pasado mes de marzo-.

Asimismo, exigimos que el Presidente Municipal de Chenalhó y sus Agentes Rurales hagan valer los acuerdos que han firmado, donde se comprometen a desaparecer las cantinas de la cabecera y las comunidades, con el fin de que disminuya la violencia, la descomposición social y la muerte que traen consigo el consumo de drogas y el alcohol.


Nuestros hermanos y hermanas que se están organizando en la Caravana por el Agua y la Vida que hace un par de días se reunieron con pueblos y comunidades en resistencia que se coordinan en el CNI y otros adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona en Oaxaca, nos están mostrando cómo fuera de Chiapas también hay muchos pueblos sembrando la semilla de la vida, defendiendo la tierra y su salud del despojo y la depredación capitalista, no sin tener que enfrentar la violencia desatada del gobierno y sus socios criminales. Tal es el caso de la comunidad de El Rebollero en San Pablo Cuatro Venados, Oaxaca, que sólo en este mes ha sufrido ataques armados de grupos paramilitares, diariamente del 10 al 16 de abril contra las familias de la comunidad, para que abandonen sus tierras y que la empresa canadiense Continuum Resources Ltd. pueda seguir sin resistencias sus exploraciones con la concesión que le dio el gobierno, contaminando sin protestas el Río Valiente que abastece a la región.


Hermanas y hermanos que nos escuchan y reciben nuestro polen, les pedimos que sigan trabajando y regando, como nosotros y nosotras y con nosotr@s, la milpa de la paz para cosechar la justicia. En el caso Acteal, les pedimos que sigan demandando con nosotros que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos publique sin demorar más su Informe de Fondo y dé indicaciones precisas al gobierno mexicano para que se castigue los responsables de la masacre y se comience a cerrar la supercarretera de la impunidad que se ha venido construyendo en Chiapas desde 1997.


Desde Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza,

Atentamente

La Voz de la Organización sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

Por la Mesa Directiva:


Manuel Pérez Jiménez

Presidente


Antonio Ramírez Pérez

Secretario





Victor Manuel López Gómez

Tesorero

Mariano Sánchez Díaz

Sub Secretario


Venimos hasta aquí, para exigirles a la FG y al PJE que lleven a cabo su trabajo en aplicar la justicia e investiguen no solo el delito del autor material del asesinato de Simón Pedro, sino, también a los que dieron la orden de matar

 


Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

     Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

           Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

 

 



 

 

Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

A las y los defensores de los derechos humanos

A los medios libres y alternativos

A los medios de comunicación nacional e internacional

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

 

Hermanas y hermanos:

 

Desde los Altos de Chiapas en donde se encuentra la Tierra Sagrada de Acteal, venimos a este lugar para exigir una justicia verdadera y de raíz por el cobarde asesinato de nuestro compañero y hermano Simón Pedro Pérez López (Simón Pedro).

 

La organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, sobrevivientes de la Masacre de Acteal, junto con la familia de Simón Pedro y nuestros abogados y compañeros del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba), nos encontramos en frente del Juzgado de Control del municipio de Cintalapa, Chiapas, para realizar una Acción Pacífica y No Violenta, durante la audiencia intermedia de ofrecimiento y admisión de pruebas, con relación al cobarde asesinato de nuestro compañero y hermano Simón Pedro.

 

Venimos hasta aquí, para exigirles a la Fiscalía General (FG) y al Poder Judicial del estado de Chiapas (PJE) que lleven a cabo su trabajo en aplicar la justicia e investiguen no solo el delito del autor material del asesinato de Simón Pedro, sino, también a los que dieron la orden de matar y/o responsables del contexto de violencia generalizada en el municipio de Pantelhó, Chiapas.

 

Queremos reafirmar que a nuestro compañero y hermano Simón Pedro, lo mataron por su lucha y compromiso en la defensa de los derechos humanos, de la Madre Tierra y por la Vida. A nuestro hermano Simón Pedro, lo mataron 7 meses después de haber dejado su cargo de presidente de nuestra Organización Sociedad Civil Las Abejas. A Simón Pedro, lo mataron en el contexto de violencia generalizada en el municipio de Pantelhó, y la causa está muy clara, es que Simón Pedro junto a su papá y catequistas de la Parroquia de Pantelhó se solidarizaron con las víctimas y familiares de las personas asesinadas en este municipio, además realizaron jornadas de ayuno y oración para pedir la paz y se detuviera la violencia en dicho municipio, sin embargo como ya es uso y costumbre de los que se dicen llamar gobiernos y policías, así como actuaron los gobiernos y policías en la guerra de contrainsurgencia de Chiapas en el año de 1997, permitieron que los caciques y grupos criminales de Pantelhó, sembraran terror y miedo, asesinando a decenas de personas incluyendo a nuestro hermano y compañero Simón Pedro.

 

Es por eso que nuestra Acción Pacífica y No Violenta de hoy, recalcamos, que es por la justicia verdadera y se reconozca la verdad, que el asesinato de Simón Pedro fue por su trabajo como defensor de los derechos humanos y que su pérdida, es una pérdida para la familia, la organización y la sociedad al asesinar a una persona que luchaba por los derechos y la vida de todas las personas.

 

Ante todo lo anterior, exigimos a la FG y la PJE y las autoridades correspondientes que no alarguen el proceso de la aplicación de justicia y agilicen las líneas de investigación hacia los responsables de dar las órdenes de matar a nuestro compañero y hermano Simón Pedro.


 

Porque ya estamos cansadas y cansados de tanta corrupción, impunidad y violencia en nuestras comunidades y territorios, y para acabar con toda esta desgracia es aplicando la justicia verdadera. Por ello, insistimos a la FG y al PJE de Chiapas, que toda esta violencia y asesinatos en Chiapas, es porque el mismo gobierno y jueces corruptos lo han permitido, desde la liberación masiva de los paramilitares autores materiales de la Masacre de Acteal y premiar a estos asesinos en vez de aplicarles la justicia, se firmó digamos una “ley”, que matar y asesinar a personas inocentes, a defensores de derechos humanos, de la Madre Tierra y la Vida, no serán investigadas.


 

En nombre de la sangre de nuestro compañero y hermano Simón Pedro, exigimos a los gobernantes y autoridades correspondientes, que no sigan esas mismas políticas de muerte como lo hicieron sus antecesores. Pero, si las autoridades competentes y gobiernos en turno no acatan el mandato de ley en materia de justicia, entonces, están permitiendo que la impunidad y la violencia se perpetúen, a costa de la vida de las personas defensoras de derechos humanos, de la Madre Tierra y la Vida.

 

Hermanas y hermanos, por último, queremos agradecerles de corazón a las mujeres y hombres de buen corazón quienes nos acompañaron físicamente y a las que desde algún lugar están pendientes de esta acción Pacífica y No Violenta. Y les pedimos seguir al tanto del proceso de justicia, por la Verdad y la Memoria de nuestro compañero y hermano Simón Pedro.

 

 

 

¡Justicia para Simón Pedro!

¡Justicia para todas y todos quienes han sido asesinados por defender los derechos humanos, la Madre Tierra y la Vida!

 

Desde, Cintalapa, Chiapas; a 28 de marzo de 2022.

 

Atentamente

La Voz de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

 

Por la Mesa Directiva:

 

Manuel Pérez Jiménez

Presidente

 

Antonio Ramírez Pérez

Secretario

 

 

 

 


Victor Manuel López Gómez

Tesorero

 

Mariano Sánchez Díaz

Sub Secretario




 

 

Exigimos especialmente un alto a la guerra que el crimen organizado mantiene contra el pueblo en contubernio con autoridades municipales, estatales y federales, y que ha causado ya tantas desapariciones y muertes.

 


Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.


22 de marzo de 2022

Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Al Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas

A las y los defensores de los derechos humanos

A los medios libres y alternativos

A los medios de comunicación nacional e internacional

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional


Hermanas y hermanos:

No nos cansaremos de dar gracias por la vida de nuestras 45 hermanas y hermanos mártires, más los 4 bebés que fueron asesinados al ser torturadas aquí sus madres, negándoles la oportunidad de nacer. Porque con esas vidas, ellos y ellas nos dieron ejemplo de dignidad y entrega cuando, a pesar de las amenazas y la creciente violencia en nuestro Municipio, en plena escalada contrainsurgente, resistiendo el desplazamiento forzado y las amenazas de muerte, no dudaron en organizarse para hacer el ayuno y oración por la paz, con todo su corazón. Y cuando fueron alcanzados por las balas de los paramilitares, aunque siguió para nosotros un sufrimiento desgarrador que no se ha ido, ellas y ellos se convirtieron en ofrenda que trajo por fin un alto al espiral de violencia en la región.

Por eso hoy, como cada mes, no dejamos que la memoria se apague y les pedimos fuerza a nuestros mártires y a todos los que han sido asesinados por buscar activamente la paz, como nuestro hermano Simón Pedro y San Romero de América, que nos sigan enseñando cómo avanzar en el camino constructor de la no violencia, para hacer fuertes nuestros corazones en la lucha colectiva por la verdad y la justicia, cueste lo que cueste.

Este mes de marzo no sabemos olvidar a nuestros hermanos mayores en la búsqueda de la vida, de la valiente denuncia de la injusticia y del impulso a las iniciativas que ponen fin al sufrimiento y traen la verdadera paz. Por ello, traemos a nuestro corazón a Monseñor Romero, cuyo cobarde asesinato -a manos del Ejército salvadoreño en plena consagración- cumple ya 42 años, después de haber tomado en serio el ejemplo de Jesús y haber sido fiel a lo que dice la palabra de Dios en medio del sufrimiento del pueblo salvadoreño. Él asumió como obispo la defensa de los pobres, diciendo abiertamente la verdad sobre las acciones de muerte de los poderosos, pidiéndoles que se convirtieran, implorando el fin a la terrible represión que se vivía con el fin de garantizar los intereses de los ricos salvadoreños y sus socios estadounidenses.

Foto. Comunicación Abeja

Y nunca vamos a olvidar tampoco a nuestro juntot Rafael Landerreche, quien se quedó con nosotros en esta Tierra Sagrada. En el quinto aniversario de su pascua, recordamos que entre muchas otras cosas, luchando a nuestro lado, nos ayudó a conocer mejor a Monseñor Romero, en sus palabras y acciones, para poder seguir su ejemplo en nuestra propia realidad, para enriquecer y alimentar nuestra lucha pacífica de Las Abejas.

Esta lucha pacífica que compartimos con el Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, que se ha organizado también a través del Modevite para la defensa de la vida y el territorio, tiene muchos intereses en contra. Por eso nuestros pastores más comprometidos con el evangelio y con la lucha verdadera por los derechos humanos, como Monseñor Romero, jtotik Samuel Ruiz, el Padre Marcelo y ahora el Padre Matías de la Parroquia de San Pedro y San Pablo en Chicomuselo, Chiapas, han enfrentado difamaciones, acoso, hostigamientos, amenazas y ataques directos.

Por eso, Las Abejas nos solidarizamos con el pronunciamiento conjunto publicado por el Frayba el pasado 17 de marzo, que reprueba las amenazas y la intimidación al sacerdote Matías Rodríguez Jiménez y exigimos al Estado mexicano que cumpla con su responsabilidad de garantizar la seguridad y protección del Padre Matías Rodríguez y de todas las personas defensoras de los derechos humanos de la región. No se nos olvida cómo ha sido salvajemente reprimido el pueblo organizado de Chicomuselo en su lucha contra la minería, asesinando a nuestro hermano Mariano Abarca en 2009; y que la Parroquia no ha dejado de acompañar con valentía las luchas de este pueblo frente a las empresas mineras, la venta ilegal de bebidas alcohólicas, la violencia contra las mujeres, la militarización, la inseguridad y la remunicipalización.

Es la misma lucha pacífica, en defensa de la vida y el territorio, que como parte de nuestra organización llevó a cabo nuestro hermano Simón Pedro Pérez López del Ejido Israelita, asesinado por apoyar al pueblo en su lucha no violenta por la paz frente al crimen organizado en Simojovel y otros municipios cercanos de la región, en Chiapas. Y nosotros no nos cansaremos de luchar para que los responsables de arrancarle la vida no queden impunes. Es por eso que como Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal haremos una acción pacífica el próximo 28 de marzo afuera del Penal del Amate en Cintalapa, exigiendo que se lleven a cabo sin trampas ni procesos amañados las diligencias de la Segunda Audiencia en el proceso penal que se sigue a los culpables del asesinato de nuestro compañero Simón Pedro.

Foto: comunicación Abeja

Esta perseguida lucha pacífica, tantas veces violentamente reprimida, es la misma lucha que hacen los Pueblos nahuas de la Región Cholulteca y de los Volcanes que fueron violentamente desalojados del plantón que mantenían en las instalaciones de la empresa criminal Bonafont-Danone. Nos da mucha esperanza que en lugar de lamentarse, nuestras hermanas y hermanos defensores decidieron celebrar que por un año lograron que esta empresa no siguiera robándose el agua de la región, por lo que volvieron a llenarse sus pozos, ríos, ojos de agua y ameyales. Las Abejas saludamos de todo corazón al Festival Mitotiliztli Atl " El Agua ha vuelto" que se llevará a cabo hoy frente a Altepelmecalli, el lugar de donde los desalojaron en San Mateo Cuanalá, Juan C. Bonilla del estado de Puebla, dando inicio a la Caravana por el Agua y la Vida. Pueblos Unidos contra el despojo capitalista. Las Abejas también estamos comprometidas en el mismo objetivo de visibilizar nuestras luchas y realizar actividades para fortalecernos y hermanarnos aún más. Como nuestros hermanos nahuas, queremos seguir ayudando a “germinar organización en los pueblos y ciudades”.

Y esta es también la lucha pacífica de muchos otros vecinos y organizaciones de los pueblos afectados por la realización de los megaproyectos que está impulsando el gobierno de López Obrador en nuestro país. Como nuestras hermanas y hermanos quienes se encuentran en el norte de la Cuenca de México y el Sur del Valle del Mezquital, resistiendo el Megaproyecto aeroportuario de Santa Lucía, que se inauguró precisamente ayer; si sigue adelante, conlleva un alto riesgo de quitar y contaminar el agua de estas comunidades para abastecer al aeropuerto . Otro ejemplo son los pueblos del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca que resisten al Megaproyecto Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, el cual implica la entrega de esta franja, históricamente habitada y construida por los pueblos indígenas, a los intereses capitalistas nacionales e internacionales; por lo que en estos momentos, las asambleas comunitarias, de comuneros y de pueblos indígenas en el Istmo denuncian que son los agentes de la 4T en Oaxaca los operadores del despojo de las tierras de uso común para hacer corredores industriales en la región, y que es falso que no hay protestas ni oposición a este Megaproyecto, como se dijo durante la gira que realizó el Presidente López Obrador por la región el pasado 19 de marzo.

Celebrando, agradeciendo y defendiendo la vida, difundiendo la verdad, es como hemos aprendido a resistir pacíficamente a la violencia con que somos tratados. Es por eso que, a 24 años de la masacre y a 17 años de haber presentado el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sin que aún haya emitido pronunciamiento alguno, seguimos pidiendo de manera urgente que la CIDH se apresure en publicar los resultados de sus investigaciones sobre el caso 12.790 Manuel Sántiz Culebra y otros "Masacre de Acteal", en un Informe de fondo que responsabilice al Estado mexicano por las violaciones graves a los derechos humanos que cometió, señale a todos los autores intelectuales y materiales, y mande las acciones que garanticen la no repetición de hechos como los que ocurrieron aquí, y que no hemos dejado de recordar con indignación, mes con mes. Le pedimos a la CIDH que no nos deje solos recordándole al mundo que fueron los paramilitares priístas de Chenalhó, preparados y organizados por funcionarios con los primeros puestos del orden municipal, estatal y federal, quienes se coordinaron para planear, ejecutar, encubrir la Masacre, y después asegurar la impunidad para todos los participantes, hasta la fecha.

Foto: Área de comunicación
Foto: comunicación Abeja 

Toda la lucha de Las Abejas de Acteal es de manera pacífica y por la paz. Por eso saludamos el arranque de la Campaña contra las guerras del capital en el mundo, a la que convocaron desde el pasado 13 de marzo nuestros hermanos zapatistas, no sólo para pedir paz para los pueblos de Ucrania y Rusia, sino un alto a todas las guerras que sirven a la reproducción del sistema capitalista, que las necesita para sobrevivir. Tomemos en cuenta que las guerras que están cobrando más víctimas mortales hoy son las guerras en Irak, Yemen, Siria, Mali, Nigeria, República Democrática del Congo, Somalia y Burkina Faso, además de México, Brasil y Colombia que vivimos conflictos internos que por el número de muertos que deja se asemejan a verdaderas guerras civiles.

Exigimos especialmente un alto a la guerra que el crimen organizado mantiene contra el pueblo en contubernio con autoridades municipales, estatales y federales, y que ha causado ya tantas desapariciones y muertes, últimamente también en distintos municipios de Chiapas. Nos seguimos solidarizando con el CIPO-EZ, una las organizaciones más afectadas por esta situación, con decenas de asesinados y desaparecidos a manos de la organización criminal “Los Ardillos” que actúan impunemente en el estado de Guerrero, aunque el gobierno simule interés en remediar la situación con mesas de diálogo que han resultado completamente estériles, pues por ningún motivo está dispuesto a llegar a la raíz del problema.

Por último, pedimos que el Estado garantice el cese a las agresiones entre los pueblos de Aldama y Santa Marta.

Llamamos a los hermanos y hermanas de buena voluntad y a todos los que nos han conocido y apoyado, a que se hagan eco de todas estas exigencias. Asimismo, frente a la guerra y la violencia, los llamamos a dedicar tiempo y esfuerzos para ir aprendiendo a construir con valentía, organización para la paz que es organización para la vida.

Desde Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza,

Atentamente

La Voz de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

Por la Mesa Directiva:


Manuel Pérez Jiménez

Presidente

 

Antonio Ramírez Pérez

Secretario

 

 


 


Victor Manuel López Gómez

Tesorero

Mariano Sánchez Díaz

Sub Secretario






Las Abejas de Acteal, se suma una vez más desde territorio tsotsil a la acción contra las represas y otros megaproyectos de muerte

 


Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

     Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

           Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

 

14 de marzo de 2022

 

 

 

 

 

 

 

Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

Al Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas

A las y los defensores de los derechos humanos

A los medios libres y alternativos

A los medios de comunicación nacional e internacional

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

 

#14M Día Internacional de Acción contra las Represas y en Defensa de los Ríos.

 

Hermanas y hermanos:

 

En este día, nuestra organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, se suma una vez más


desde territorio tsotsil a la acción contra las represas y otros megaproyectos de muerte impuestos en territorios de los pueblos originarios por los ricos y poderosos, bajo el consentimiento y administración del mal gobierno de México.

 

Nuestra acción de hoy, se solidariza y apoya las luchas de otros pueblos que actualmente están amenazados sus tierras y territorios, sus ríos y manantiales de agua, sus bosques, la vida por defender la madre tierra. Y condenamos enérgicamente los asesinatos de las y los defensores de derechos humanos, ambientalistas y defensores de la vida en México y América Latina.

 

Actualmente, siguen activos construcciones de represas, existen 41 en Chiapas de las cuales 8 son hidroeléctricas (La Angostura, Peñitas, El Retito, Chicoasén, Malpaso, Bombaná, Bombaná II y Shpoiná). Sin embargo desde el año pasado tenemos conocimiento que en nuestro estado existen más de 90 proyectos en etapa de planeación, en Chiapas los pueblos y comunidades afectadas han manifestado claramente que dichos proyectos no los quieren en su pueblo, como el caso del rio Santo Domingo, pero tanto los gobiernos anteriores como el actual, se han tapado los oídos de la demanda de los pueblos o peor aún si la posibilidad de conocer las afectaciones ambientales, como es el caso del río Yaqui en Sonora, donde recientemente se encuentra suspendida una parte del distrito de riego que pretende el Plan de Justicia Yaqui.  Es por eso que en este día le decimos a Andrés Manuel López Obrador que respete a los pueblos y se detenga de obedecer a las empresas, a los ricos y poderosos como lo hicieron sus antecesores priistas y panistas.

 

Es indignante cómo los ricos y poderosos en la voz del gobierno dice que las represas, las supercarreteras, los aeropuertos, entre otros megaproyectos, son para el “progreso y desarrollo”. Pero, al mismo tiempo la gente que habita en ese lugar, que es su parcela o tierra


en donde se construyen dichos megaproyectos, resulta que tienen que abandonar, quieran o no, pero, se tienen que desplazar de ahí. Entonces, ¿Dónde le toca ese beneficio, la gente humilde, pobre, indígena, campesino?

 

El gobierno actual que se pregona así mismo “de los pobres”, pero, cuando los pobres o sea el pueblo organizado, hacen uso de sus derechos colectivos para defender su territorio o su manantial de agua, los reprime.  Tal es el caso de la Casa de los Pueblos Altepelmecalli quienes el pasado 15 de febrero de este año, fueron desalojados por la Guardia Nacional, la policía estatal de Puebla y municipal de Juan C. Bonilla, de dónde fue la planta física de la empresa Bonafont, trasnacional que ha robado y sobreexplotado desde hace años los acuíferos de la región cholulteca.

 

En estos días, nuestras hermanas y hermanos de las comunidades zapotecas xidza de la Sierra Juárez, han denunciado que el gobierno de México pretende construir una supercarretera que dice comunicar las ciudades de Tuxtepec y Oaxaca, pero, dichas comunidades, han decidido no permitir la construcción de dicha obra y esperamos sea respetada su decisión de hacer valer su derecho básico a la libre determinación.

 

Porque vemos que en donde hay oposición y rechazo a algún proyecto neoliberal, son asesinados las y los ambientalistas, defensores de los derechos humanos y la vida. Así han sucedido con: Mariano Abarca de Chicomuselo, Chiapas, opositor de la minera canadiense Blackfire, Samir Flores opositor del Proyecto Integral Morelos. Tampoco olvidamos el crimen cometido en contra de Berta Cáceres de Honduras, por oponorse a la construcción de un proyecto hidroeléctrico en el noroeste de Honduras, impulsada por la empresa nacional Desarrollos Energéticos (Desa).

 

Así mismo el asesinato cobarde de nuestro compañero y hermano Simón Pedro Pérez López, por denunciar la violencia generalizada aquí en Los Altos de Chiapas y por defender la Madre Tierra.

 

En verdad existe una guerra de los ricos y poderosos y el mal gobierno hacia los pueblos organizados, porque no paran de asesinarnos. Hace unos días nos enteramos que el defensor del medio ambiente en Chihuahua José Trinidad Baldenegro López, fue asesinado en la comunidad de Coloradas de la Virgen, municipio de Guadalupe y Calvo; el activista era hermano de Isidro Baldenegro López, a quien también mataron por su defensa de los bosques en 2017.

 

Defender la Madre Tierra, defender la vida, criticar y oponerse abiertamente a la construcción de represas, privatización del agua y de los ríos y otros megaproyectos, nos puede costar la vida. Ahora, sólo hay que pensar y preguntarse: ¿Podemos vivir sin tierra para sembrar la milpa y el frijol? ¿Sin agua, se puede vivir?

 

Es por eso que invitamos a todas las personas quienes ven, miran y sienten como nosotros a que se organicen, es el momento de hacerlo, no lo hagan por nosotros, háganlo por sus hijas e hijos y por las nuevas generaciones que vienen.

 

¡Justicia para Berta Cáceres!

¡Justicia para Samir Flores!

¡Justicia para Mariano Abarca!

¡Justicia para Simón Pedro!

¡Justicia para todas y todos quienes han sido asesinados por defender la Madre Tierra!

 

Atentamente

La Voz de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

 

Por la Mesa Directiva:

 

Manuel Pérez Jiménez

Presidente

 

Antonio Ramírez Pérez

Secretario

 

 

Victor Manuel López Gómez

Tesorero

 

 


Mariano Sánchez Díaz

Sub Secretario